4 Pasos Importantes Para Una Buena Visualización

4 Pasos Importantes Para Una Buena Visualización

La visualización es el comienzo de un proceso que nos ayuda a convertirnos seres verdaderos y a aprender a vivir con el cambio. La visualización nos ayuda a construir nuestro comportamiento y nuestras actitudes, las cuales crean nuestra realidad.

Nuestros Pensamientos Nos Definen
¿Cómo Funcionan Los Mantras?
Una Introducción Al Cerebelo

Hay cuatro pasos importantes para preparar nuestra mente para una exitosa sesión de visualización. Los primeros dos pasos son parte de cualquier ejercicio donde usemos nuestra imaginación. Los segundos dos son parte de la experiencia de visualizar.

 INTENCION

El acto de visualizar esta directamente conectado con nuestra intención, la cual es una acción mental que dirige nuestra atención y nuestras acciones. Por ejemplo, decimos “tengo la intención de tomar unas vacaciones” y entonces planeamos las vacaciones. Una intención nos guía hacia nuestro objetivo, sin importar que tan grande o chico sea.

La intención es la expresión activa de nuestros deseos y muchas veces se manifiesta como una acción, ya sea física o mental. Simplemente, una intención es lo que deseamos lograr.

Cuando hacemos un ejercicio de visualización, empezamos definiendo claramente nuestra intención. Por ejemplo, si lo que queremos es sanar alguna parte de nuestro cuerpo, es importante decirnos a nosotros mismos cual es nuestra intención, dándonos una instrucción interna. Entre mas clara sea la instrucción, mas exitosa será la visualización.

La intención depende de nuestra fuerza de voluntad, lo cual es simplemente nuestra fuerza interna que nos permite tomar decisiones. Todos tenemos fuerza de voluntad y esta reflejada en las decisiones que tomamos todos los días.

Cuando le damos a nuestra fuerza de voluntad una dirección, entonces tenemos una intención. La intención es fuerza de voluntad dirigida y es esencial para poder visualizar. Al usar nuestra imaginación, dirigimos nuestra fuerza de voluntad a nuestro interior para encontrar respuestas para convertirnos en los creadores conscientes de nuestra vida.

En nuestra rutina de todos los días, usamos nuestra fuerza de voluntad para enfocarnos en eventos externos; nos esforzarnos para obtener algo y se nos olvida que podemos usar la misma fuerza de voluntad interiormente para tomar control de nuestra vida.

 SILENCIO INTERIOR

El segundo paso o requisito para preparar nuestra mente para una visualización es el silencio interior.

Cuando visualizamos, necesitamos silencio externo y silencio interno.

El silencio externo nos ayuda concentrarnos. No necesitamos vivir en una cueva o un monasterio, simplemente encontrar un lugar donde no haya mucho ruido y nadie nos moleste.

El silencio interno es básicamente aprender a relajar nuestros pensamientos y calmar nuestro interior. Esto lo logramos con la respiración rítmica, así que la mejor forma de empezar una visualización es respirar por unos minutos.

Es importante aclarar que no es bueno estar demasiado relajados, ya que debemos estar relajados pero alertas para poder responder a nuestra imaginación y de esta manera poder no solo ver en nuestra imaginación sino también sentir.

LIMPIEZA INTERNA

Un tercer paso de una buena visualización es algo llamada “limpieza interna”. No todas las visualizaciones requieren limpieza interna ni es algo esencial, sin embargo, estar limpio interiormente es un paso muy importante para que la visualización sea mas efectiva.

La gran mayoría de los sistemas medicinales del pasado incluían algún tipo de limpieza interna. Los Egipcios y los Romanos era culturas famosas por sus técnicas de limpieza y de purificación antes de empezar cualquier ritual de curación.

La limpieza interna es importante ya que es una forma de quitarnos un peso de encima y es la misma sensación que sentimos después de bañarnos después de un día lleno de trabajo.

Las enfermedades mentales son caracterizadas por tener pensamientos “sucios” como violentos o de culpa. Las personas que se encuentran en depresiones extremas se vuelven físicamente sucios ya que pierden interés en la vida.

Al hablar de limpieza interna, estamos hablando de una limpieza que va mas allá del físico. Significa estar limpios en todos los sentidos.

Debemos preguntarnos que tan limpia es nuestra interacción con otras personas, nuestros hábitos de alimentación, nuestra rutina de actividades físicas, nuestra actitud y nuestro trabajo.

Todas las “suciedades” mentales que tengamos se manifiestan como enfermedades y problemas físicos.

Para sanar nuestro interior, debemos empezar limpiando nuestro interior y todas las áreas de nuestra vida. Esto es parte de un acto consciente que nos ayuda a abrir el ojo de nuestra imaginación.

CAMBIO

¿Qué significa cambiar en el proceso de una visualización?

La física quántica nos dice que lo sentimos subjetivamente como el tiempo, nuestra limitada imagen de la realidad, es mas bien un flujo continuo de cambio.

La medicina China tradicional se basa en el concepto de que cualquier enfermedad es un sinónimo de un bloqueo en este flujo, en otras palabras, nuestra resistencia a fluir con el cambio natural de las cosas.

Tratamos de aferrarnos a lo que creemos que son buenas situaciones y nos resistimos a todo aquello que no nos da placer. El acto de aferrarnos a algo que no es permanente nos lleva siempre a los problemas y la mayoría de las veces, estos problemas se reflejan como enfermedades físicas.

Siempre que dejamos ir algo, automáticamente nos empezamos a sentir mejor. Fluir no significa simplemente quedarnos sentados y conformarnos, sino activamente dejar ir nuestra desesperación por identificarnos con algo fijo y limitado, ya sean experiencias, cosas, personas o situaciones.

Una buena visualización y aprender a fluir están conectados. Esto puede ser causa de los hemisferios de nuestro cerebro; el hecho de que el hemisferio derecho esta conectado con la intuición y con las imágenes y el izquierdo con la lógica y el pensamiento racional. Cuando dejamos que nuestra imaginación sea libre, empezamos a fluir con el universo, ya que nos da una oportunidad de disfrutar el momento presente tal y como se presenta.

La visualización es el comienzo de un proceso que nos ayuda a convertirnos seres verdaderos y a aprender a vivir con el cambio. La visualización nos ayuda a construir nuestro comportamiento y nuestras actitudes, las cuales crean nuestra realidad.

La intención, el silencio interior, la limpieza interior y el cambio son los ingredientes para una buena visualización y para sanar nuestro estado mental.

Libro Recomendado: Healing Visualizations

 

 

Entrada Reciente

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0