4 Reglas Para Usar Tu Imaginación

4 Reglas Para Usar Tu Imaginación

Si eres una persona realista, jamás usarás tu imaginación y jamás imaginaras lo que es realmente posible para ti, tu verdadero ser, no tu cuerpo físico ni tu personalidad, sino para el Dios que está dentro de ti, el cual no conoce ningún limite.

El Efecto Del Observador
¿Cómo Podemos Elegir y Vivir Una Nueva Realidad?
Dios Te Habla A Través De Tus Deseos

Debes atreverte a soñar e imaginar tu vida como quieres que sea. Si comienzas vivir a partir de esa imaginación, el universo comienzo a alinearse para manifestar esos deseos o imágenes mentales, siempre y cuando también pongas de tu parte: te enfoques y actúes.

Usar tu imaginación para manifestar es algo más que solo soñar despierto, significa imaginar intensamente usando visualización, enfoque y emoción.

Recuerda que tu imaginación es solo tuya, nadie más tiene la capacidad de imaginar por ti y nadie es responsable por las imágenes que tengas en tu mente. Cualquier imagen mental que pongas en tu mente, que te enfoques (consciente o inconscientemente) y lo sientas como verdadero, se manifiesta.

El error más grande que cometemos es imaginar lo que no queremos que pase y este error lo cometemos al usar frases como “no me lo merezco”, ”no tengo suerte”, “nunca me voy a curar”. Así que nunca imagines lo que no quieres y comienza a poner atención en la forma en la cual usas tu imaginación.

Llena tu imaginación de pensamientos creativos, de positividad y de todos los deseos que te gustaría materializar.

A continuación, te comparto 4 reglas para imaginar correctamente:

Regla #1: Nunca pongas en tu imaginación ningún pensamiento que no quieras materializar.

Regla #2: Nunca permitas que tu imaginación sea contaminada por ideas de como tu vida solia ser antes.

Necesitas tener fe en tu poder interior para hacer realidad tus deseos. Solo porque nunca antes te ha pasado algo bueno o nunca has manifestado un deseo, no hay razón de contaminar tu imaginación con pensamientos de duda.

Comienza a remplazar frases como “siempre he sido así” o “siempre me pasa lo mismo” con frases como “yo soy Dios”, “yo soy capaz”, “yo soy fuerte”, “yo soy abundante”, “yo soy sano”. Recuerda que las palabras “yo soy” le dan un comando a tu ser para convertirse en eso que le siga al “yo soy”.

Regla #3: Tu imaginación es tuya y solo tuya. Nadie tiene acceso a tus pensamientos y nadie puede forzarte a que imagines algo que no deseas. Tu imaginación es como tu propio jardín fértil en el cual plantas solo las semillas que quieres cosechar.

Nunca permitas que las ideas de alguien más tengan influencia en tu forma de pensar, en lo que deberías querer o en tu forma de vivir.
Toma inventario de tus pensamientos y analiza si hay alguno que no sea tuyo, que hayas adoptado como idea de alguien más.

Nunca permitas que alguien mas te diga que es posible o que contamine tu imaginación con ideas de limitación.

Regla #4: No permitas que tu imaginación sea influenciada por tu realidad actual.

Tu imaginación no tiene límites y a veces caemos en la trampa de seguir imaginando más de lo mismo o más de lo que creemos que es posible para nosotros. Recuerda que tus creencias han creado la realidad que estás viviendo hoy así que si quieres comenzar a vivir una nueva realidad, comienza a creer que hay más posibilidades para ti, posibilidades ilimitadas y esto comienza al imaginar tus deseos más grandes.

El actor Will Smith dijo “a mí no me gusta ser realista” y lo mismo debes decir tú. Si eres una persona realista, jamás usarás tu imaginación y jamás imaginaras lo que es realmente posible para ti, tu verdadero ser, no tu cuerpo físico ni tu personalidad, sino para el Dios que está dentro de ti, el cual no conoce ningún limite.

Puedes tomar la elección de reprogramar tu imaginación para que te lleve adonde quieres estar. La creación se origina en el mundo del espíritu, pero cuando vives solo con lo que tus cinco sentidos perciben, cierras la puerta a todas las posibilidades que hay en este universo, desde curarte de una enfermedad a volverte millonario.

Tu imaginación no tiene límites.

Libro recomendado: Wishes Fulfilled

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0