¿A Dónde Vas Cuando Mueres?

¿A Dónde Vas Cuando Mueres?

El verdadero tu, el ser inmortal, va a reencarnar para seguir buscando y adquiriendo sabiduría, pero el falso tu, el que está hecho a través de hábitos y memorias de la mente consciente, no va a volver a reencarnar, ya que existe en este momento solamente con el propósito para cambiar y aprender y esta vida es solo un pequeño momento en una eternidad.

El Trabajo y El Síndrome Del Éxito
La Muerte Puede Ser Un Proceso de Calma
¿Quién Controla Tu Destino?

No eres tu cuerpo. Si te amputaran una pierna, perderías conciencia en esa parte del cuerpo. Pero tampoco eres tu cerebro. De hecho, el cerebro no es el que piensa, más bien, es como si un ser invisible usa al cerebro como una estación central que recibe percepciones sensoriales.

Alguien o algo habita dentro de tu cuerpo y ve a través de tus ojos, usando tu cerebro para recibir impresiones. Invisible y es escondido, pero es parte de la eternidad de tu ser, el cual usa tu cuerpo como una idea y lo desecha una vez que tenga que partir. Este es el ser inmortal.

Muchas personas quieren saber a donde van después de morir y la respuesta es que van a ir a todos lados, ya que realmente, no vamos a ni a ningún lado, solo nos expandimos.

El ser, una vez que está libre de las limitaciones del cuerpo, se convierte en el ser universal, la conciencia de tiempo, espacio y forma. Ya que el ser es libre de todas las limitaciones, deja atrás al ego y a la personalidad y se vuelve como una gota en un mar infinito.

Es el ego el cual bloquea la inmortalidad de nuestra vista ya que el ego no puede ver más allá de su terminación. El ego necesita un cuerpo y una sensación de separación.

El cuerpo, la personalidad y la mente consciente cambian durante nuestra vida. ¿Cómo pueden existir cuando el ego ya no existe? Aquí podemos ver, que el ego es solo una ilusión y es la limitación mas grande.

Más allá de la muerte, el cuerpo ya no existe, ni la personalidad, ni el ego, ni la mente consciente, ya que estas son ilusiones que son el resultado de pensar que tenemos un fin.

Nuestro ser entra a un nuevo cuerpo y se convierte en algo diferente dependiendo al cuerpo en el que entra, pero una vez que sale de ese cuerpo, se vuelve a convertir en infinidad de unidad.

Este es nuestro ser verdadero, es el observador que ve a través de nuestros ojos.

Es nuestro ser inmortal quien encarna en busca de conocimiento y sabiduría y una vez que ese conocimiento de sí mismo ha sido completado, la reencarnación termina.

El verdadero tu, el ser inmortal, va a reencarnar para seguir buscando y adquiriendo sabiduría, pero el falso tu, el que está hecho a través de hábitos y memorias de la mente consciente, no va a volver a reencarnar, ya que existe en este momento solamente con el propósito para cambiar y aprender y esta vida es solo un pequeño momento en una eternidad.

Cada nacimiento es una reencarnación, ya que el ser que habita dentro de tu cuerpo ha tenido otros cuerpos, así como nosotros también cambiamos de vestimenta según las temporadas.

Cada uno de nosotros es una reencarnación de alguien más y el conocimiento que nuestro ser adquirió a través de otra persona u otro cuerpo se encuentra dentro de nosotros, en la mente subconsciente, la cual, contiene todos los pensamientos, memorias e información de todas las personas que han existido y existirán.

Libro recomendado- Three Magic Words

COMENTARIOS

WORDPRESS: 1
  • comment-avatar
    Leonardo Rocha 3 meses

    Tan valioso como la vida misma,son tus temas, sólo quien comprenda a fondo tus impresiones,hayara su lugar en el universo.gracias Fernando.

  • DISQUS: 0