Tu Actitud Determina Tu Fortuna

Tu Actitud Determina Tu Fortuna

Nuestra actitud es nuestro destino y la actitud es un ritual en el cual podemos crear nuestra propia realidad.

El Poder Mágico De La Intención
Cómo Piensan Los Ricos: Pensamiento #19
¿Porque Se Tardan Tanto Tus Deseos En Manifestar?

Comparemos a dos personas en donde una de ellas es una persona creativa, exitosa y que toma iniciativa mientras que la otra, es una persona que es torturada por su falta de confianza y es una persona con mala suerte.

La persona con mala suerte, es una persona que constantemente lamenta su situación, se queja y habla mucho de lo que le han hecho en el pasado. Esas heridas del pasado están tan profundas que las mantiene suprimidas en su interior y sus pensamientos son un reflejo de estas heridas.

Su expresión facial, su postura y su energía se pueden notar con aire de negatividad y pesimismo. Las expresiones de este tipo de persona son “posiblemente”, “yo creo, talvez, puede ser”, “no estoy seguro”, “vamos a esperar, no sé, talvez”.

La otra persona, la persona con suerte, es una persona alegre y decisiva. Rara vez los escuchas quejarse y jamás lamentan su situación, aunque sufran alguna caída. Cuando este tipo de personas discute un problema con alguien más, eligen discutir el problema con una persona que los pueda ayudar. Siempre debemos desear el servicio de alguien que pueda servir

.Cada vez que nos quejamos o constantemente recordamos las heridas del pasado, nos volvemos como un vagabundo sentado en la banqueta rogando a otros que nos den lo que necesitamos para vivir día a día.

Nuestra actitud es nuestro destino y la actitud es un ritual en el cual podemos crear nuestra propia realidad.

La persona afortunada siempre habla en tono afirmativo. Se pone objetivos y hace el esfuerzo necesario para lograrlos, sabiendo que los va a lograr. La confianza de esta persona es algo mucho más que optimismo, es simplemente una convicción dentro de ellos de que harán realidad cualquier idea que tengan dentro de ellos.

La persona desafortunada vive toda su vida posponiendo. Esperan para ver que harán los demás antes de tomar acción. Cuando se trata de tomar acción, pierden todo el tiempo y su energía en ser demasiado detallados o en pensamientos ansiosos y siempre llegan o tarde o muy temprano.

La persona afortunada nunca pospone nada. Se hacen cargo de lo que tengan que hacerse cargo todos los días y jamás esperan la aprobación de alguien mas, simplemente piensan, visualizan y actúan.

Estas personas nunca pierden tiempo en pequeños detalles, son puntuales y su energía es magnética.

La persona afortunada tiene como enfoque principal dar a otros, radiar energía positiva y ser una persona magnética y como resultado, reciben oportunidades, clientes, amistades, atención y bendiciones.

El éxito es cuando logramos convencernos a nosotros mismos de que podemos y esta acción alumbra a nuestro ser interior mientras trabajamos por nuestro objetivo.

La suerte y la buena fortuna pasan cuando estamos trabajando en un acto creativo de servicio y tenemos como prioridad servir y dar.

Esta es la actitud que nos permite obtener energía interior que sana y regenera y es la forma de construir riqueza y abundancia eterna.

Libro recomendado: The Magic of Everyday Life

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0