Si Actúas De Esta Manera Es Porque Tienes Una Pobre Imagen Propia

Si Actúas De Esta Manera Es Porque Tienes Una Pobre Imagen Propia

La apariencia externa de una persona siempre revelara la imagen propia de la persona.

La Ley De Causa Y Efecto Y La Mente Subconsciente
5 Causas De Una Autoestima Pobre
¿Qué Tan Importante Es Tener Una Buena Imagen Propia?

Las personas que tienen una pobre o mala imagen propia son personas que por lo general, rápidamente revelan su naturaleza de criticar y envidiar.

Estas personas resienten el éxito de otras personas. Sienten envidia y celos sin tener alguna causa valida. Y ya que estas personas no tienen amor por ellos mismos, creen que es imposible que alguien más sienta algún tipo de afecto hacia ellos, lo cual hace que estas personas no tengan confianza en nadie ni en ellos mismos. La realidad es que no pueden mostrar afecto o confianza hacia otros porque ellos no sienten afecto ni confían en ellos mismos.

La inseguridad de una persona con una mala imagen propia se vuelve evidente cuando muestran resentimiento cuando alguien más recibe algún tipo de reconocimiento.

Quizás la manifestación más notable de una imagen pobre es la forma en la que una persona reacciona a la crítica y la manera en la que reaccionan a situaciones cómicas. Estas personas no soportan sospechar que alguien más se está riendo de ellos. Para estas personas es imposible reírse de ellos mismos y sienten que cualquier crítica, hasta la crítica constructiva, es una forma de que otras personas quieren hacer que queden mall. Sus reacciones son completamente fuera de proporción a la situación real.

Una persona con una imagen pobre es usualmente una persona que cuando está solo, se siente incómodo. Debe estar en algún lugar, haciendo algo y rodeado de gente. Y si llegan a estar solos, acuden a la televisión o a la computadora para no tener que lidiar con ellos mismos.

Una imagen propia pobre se revela cuando una persona no tiene ningún tipo de motivación. Muchas veces, cuando una persona se rinde y empieza a mostrar una actitud de “no me importa”, es porque para ellos es imposible verse a ellos mismo triunfando. Se vuelven personas que critican, que hablan demasiado y en un tono alto. Empiezan a descuidar de su apariencia y de su higiene personal y frecuentemente empiezan a caer en hábitos destructivos como el alcoholismo y esto se vuelve algo obvio hasta en la forma vulgar en la que hablan.

Irónicamente, usualmente adoptan una actitud de superioridad y tratan de hacer sentir inferior a cualquier persona que no comparta su punto de de vista,

La apariencia externa de una persona siempre revelara la imagen propia de la persona.

Interesantemente, lo opuesto es frecuentemente también una manifestación de una imagen pobre. Estas personas le dan demasiada importancia a las cosas materiales, a la moda y a las apariencias falsas. En su inseguridad, intentan hacer la mayor cantidad de “amigos” posible porque realmente necesitan esa aceptación de otros, ya que ellos no se aceptan a ellos mismos.

Como individuos, siempre vamos a actuar de acorde a como nos vemos nosotros mismos. Es por esto que vemos a personas hacer cosas ridículas justo cuando están a punto de triunfar. Hay porcentajes muy grandes de atletas que se preparan toda su vida para una competencia como las Olimpiadas y muy seguido, sufren de una lesión justo antes del evento. Estos atletas no pudieron “verse” como alguien digno de merecer una medalla y subconscientemente tomaron los pasos necesarios para asegurar que no recibieran una medalla.

El estudiante que se va de fiesta antes de un examen importante o el empleado que discute con su familia justo antes de un día de su promoción. La imagen propia de estas personas es tan pobre que la mente subconsciente sabe que no merecen eso que quieren.

Estas personas nunca tomarán acción para cambiar sus hábitos y su personalidad y seguirán creando más de lo mismo. Son las mismas personas que han hecho excusas en el pasado y seguirán haciendo excusas para nunca cambiar.

Nuestra imagen propia y nuestra personalidad crean nuestra realidad y al menos que cambiemos nuestra mente subconsciente, seguiremos teniendo la misma pobre imagen con los mismos hábitos negativos, los cuales nunca nos permitirán lograr vivir la vida que deseamos vivir.

Libro Recomendado: See You At The Top

 

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0