Antiguo Cerebro VS Nuevo Cerebro

Antiguo Cerebro VS Nuevo Cerebro

La antigua forma de pensar se basa en un enfoque de avaricia y competencia, mientras que esta nueva forma de pensar se basa en presencia, felicidad y amor incondicional.

Supera Los Obstáculos Que Te Impiden Perdonar
Las 20 Razones Principales Por Las Que El Ego No Perdona
Las Creencias Negativas Se Vuelven Más Fuertes De Esta Forma

Para realmente entender el conflicto dentro de nuestra mente, vamos a comparar el poder de la corteza prefrontal, la cual se considera como el nuevo cerebro, contra los poderes de nuestro antiguo cerebro.

Esta comparación nos permite ver como nuestro cerebro procesa las emociones de miedo y de amor.

El cerebro primitivo veía el mundo como un lugar que daba miedo, el cual estaba lleno de competencia y había que sobrevivir todos los días con escasos recursos. Para este cerebro, lo más importante era sobrevivir y siempre estaba listo para entrar a batalla o para escapar del peligro.

Considerando que este cerebro se desarrolló en mamíferos durante una época en donde todavía existían los dinosaurios, entonces no es sorpresa que este mecanismo de sobrevivencia haya sido firmemente instalado en nuestro cerebro.

Este cerebro primitivo fue el cerebro que permitió la creencia de que el mundo espiritual está lleno de dioses que nos piden que nos sacrifiquemos y que el mundo físico está lleno de fuerzas invisibles a las cuales debemos obedecer.

El cerebro primitivo hace que creamos que existe un dios más poderoso que otro, o que existen varios dioses y cree que solamente los que tienen fe a ciertos dioses van a ser salvados, mientras todos los demás que no crean en ese dios se irán al infierno.

Pero el nuevo cerebro entiende que no tenemos que en estar en estado de sobrevivencia todo el tiempo. Este cerebro sabe que no es necesario competir y esforzarnos para sobrevivir en un mundo hostil.

Más bien, este cerebro sabe que estamos todos conectados y que es importante practicar virtudes como compasión y amor incondicional. También sabe que la muerte física es solo una oportunidad para regresar a otra dimensión.

Pero esta forma de pensar depende de nuestra conciencia.

Originalmente, solamente personas que vivían en ciertas comunidades espirituales tenían acceso a esta sabiduría, mientras que el resto del mundo seguía viviendo bajo los estados de sobrevivencia y miedo.

La antigua forma de pensar se basa en un enfoque de avaricia y competencia, mientras que esta nueva forma de pensar se basa en presencia, felicidad y amor incondicional.

Está claro que nuestros instintos primitivos no son suficiente para prevenir el sufrimiento del ser humano ni para darnos la oportunidad de crear un mundo más pacífico y sustentable.

En estos tiempos, el ser humano se encuentra con una oportunidad muy grande, la cual nos la da nuestra corteza prefrontal, la cual nos permite saber que todo en este universo esta interconectado como un campo de información y energía.

Libro recomendado: Power Up Your Brain

 

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0