Cómo Asegurarnos De No Recibir Lo Que Queremos

Cómo Asegurarnos De No Recibir Lo Que Queremos

Para manifestar en el campo quántico, debemos recordar que el efecto viene antes de la causa.

Tus Pensamientos Están Creando Tus Problemas De Salud
¿Cómo Crear Un Mundo Externo Placentero?
¿De Dónde Vienen Las Cosas Que Necesitamos?

La gran mayoría de la gente no sabe cómo rezar o como pedir algo. Cuando decimos “ojalá pueda recibir esto” o “me gustaría tener…”, estamos garantizando que no vamos a recibir lo que queremos.

Rogar, pedir, tener la esperanza, implorar y rezar de la forma en que la mayoría de la gente reza es la manera más efectiva de no recibir o manifestar nuestros deseos.

Debemos recordar que el campo quántico responde solamente a lo que existe en nuestra mente como una realidad en el momento presente.

Por ejemplo, si rezamos para manifestar un nuevo automóvil o una casa en el futuro, estamos viendo eso que queremos en el futuro, pero no en el ahora. Esto lo único que va a manifestar es tener la esperanza de tener ese automóvil o esa casa en el futuro, pero no va a generar las circunstancias para manifestar el automóvil o la casa.

¿Cuál será el resultado si rezamos de esta manera? La manifestación de la ausencia de lo que queremos. ¿Porqué? Porque lo que le estamos presentando al campo quántico, lo que le presentamos como algo presente, fue la ausencia de lo que queremos. No tenemos el automóvil ahora y estamos rezando para tenerlo en el futuro. El campo quántico siempre reacciona al presente y rara vez estamos presentes con eso por lo que rezamos.

De hecho, rezar o tener la esperanza es como pedirle a Dios aquello que no tenemos, en este caso, el automóvil que queremos tener en el futuro. Si le presentamos al campo quántico estos estados mentales de desear, tener la esperanza, pedir, implorar, entonces son esos mismos estados los cuales se van a manifestar, pero nunca manifestarán lo que estamos pidiendo.

Recuerda que la clave es creer con seguridad y confianza que ya tenemos eso que deseamos.

Creer con seguridad y confianza es lo opuesto a desear o a pedir. Esta fue la enseñanza clave de Jesucristo.

Por ejemplo, si una persona está enferma, de hecho, puede enfermarse aún más si reza de la manera incorrecta. Primero debemos convertirnos en aquello que queremos manifestar.

Cuando rezamos pidiendo algo, en este caso, pidiendo que nos curemos, es como si nos convertimos en alguien que no vale nada y no merecemos y estamos a la merced de un Dios externo, en vez de reclamar nuestro poder interior para curarnos.

La respuesta la obtenemos del campo quántico, no de un Dios externo sentando en un trono en el cielo y las respuestas siempre van de acuerdo a la mentalidad que tengamos en el momento presente cuando estamos declarando lo que queremos.

Vale la pena repetir: cuando rezamos, pedimos, o tenemos la esperanza de recibir algo, lo que le estamos presentando al campo quántico es la ausencia de aquello que queremos. ¿Que nos va a dar el campo quántico? Más circunstancias que reflejen esta ausencia. Así que si necesitamos dinero y estamos rezando por dinero o estamos enfermos y estamos pidiendo curarnos, esta forma de rezar de hecho puede hacer que tengamos menos dinero y que nuestra salud empeore, ya que lo que tenemos en nuestra mente al momento de rezar fue la realidad de la enfermedad y la realidad de la ausencia de dinero.

Estar enfermo y declarar que estas sano puede parecer hipocresía, pero es la única manera o método para que el campo quántico nos responda con las condiciones que deseamos.

Hasta que podamos adquirir la mentalidad de lo que deseaos tener o ser, no vamos a lograr grandes cambios en nuestra vida.

Una vez que rezamos de la manera tradicional en donde pedimos y rogamos, no solo damos nuestro poder a algo externo, sino que es posible empeorar las condiciones que deseamos cambiar.

Para manifestar en el campo quántico, debemos recordar que el efecto viene antes de la causa.

El campo quántico no responde a nuestras oraciones, sino a lo que observamos a nivel profundo dentro de nosotros.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0