Cómo Recuperar Tu Energía

Cómo Recuperar Tu Energía

Cuando comienzas a poner más atención a tu mundo interno y logras derrotar al pensamiento automático y a tus hábitos, te vuelves tan presente que es posible debilitar o eliminar todas las conexiones energéticas que tienes con todo lo que te tiene mantiene anclado al pasado y es solo en este momento presente cuando puedes recuperar tu energía para crear algo nuevo.

Tu Fortuna Comienza Contigo
El Presente Es El Lugar De Las Posibilidades
Elige Solo Lo Que Quieres Ver En Tu Vida

El punto de la meditación es llegar a nuestro interior, en donde podemos encontrar calma y podemos llegar a ese espacio vacío donde no existe nada y cualquier pensamiento o imagen que pongamos en ese espacio, puede ser manifestado.

Si nos vamos a desconectar del mundo externo, es importante aprender a cambiar nuestras ondas del cerebro.

La gran mayoría del día, nuestro cerebro esta en beta. Esta frecuencia puede ser medida en varias frecuencias, ya sea baja, media o alta.

La frecuencia baja de beta es un estado relajado en donde no percibimos ninguna amenaza del mundo externo, pero estamos al mismo tiempo conscientes de nuestro cuerpo en tiempo y espacio. La frecuencia media de beta es un estado un poco más activo, por ejemplo, cuando estas conociendo a nuevas personas y debes estar lo suficientemente consciente como para recordar los nombres de todos. Estas en un estado vigilante, pero no estresado. La frecuencia alta de beta es cuando estamos estresados. Esta es la frecuencia en la cual estamos cuando estamos viviendo bajo las emociones de sobrevivencia, como enojo, sufrimiento, ansiedad, frustración, etc.

Mientras que la mayor parte del día vivimos en beta, hay ciertas horas o momentos durante el día en donde nuestro cerebro entra en la frecuencia alfa. Esto ocurre cuando estamos relajados, calmados, creativos y no estamos analizando, estamos imaginando o visualizando, como si estuviéramos en un estado de trance.

Si la frecuencia beta nos indica cuando estamos poniendo nuestra atención en el mundo externo, la frecuencia alfa indica cuando estamos poniendo nuestra atención en nuestro mundo interno.

La frecuencia theta ocurre, por ejemplo, cuando estamos listos para dormir y nuestra mente sigue despierta, pero nuestro cuerpo se está empezando a quedar dormido. Esta frecuencia también esta asociada con estados profundos de meditación.

La frecuencia delta ocurre en estados profundos de sueño y por último, la frecuencia gamma ocurre cuando entramos a estados de súper conciencia y podemos producir esta frecuencia cuando nuestro cerebro se activa mucho más por un pensamiento o imagen interna que por un evento externo.

Uno de los retos más grandes cuando empezamos a meditar es cambiar de beta a alfa, pero es esencial aprender a hacer esto ya que cuando las ondas del cerebro empiezan a bajar su velocidad dejamos de poner toda nuestra atención en nuestro mundo externo y dejamos de analizar y de estresarnos y es aquí cuando nos volvemos presentes.
Cuando logramos superar nuestra personalidad, nuestros hábitos y nuestro pasado, rompemos todas las asociaciones que tenemos con todas las cosas, personas, lugares y tiempo que nos mantienen conectados a nuestra realidad que deseamos cambiar.

Cuando logramos superar las emociones de enojo y frustración, liberamos energía que estaba atrapada en nuestro pasado, la cual esta asociada con emociones de sobrevivencia y empezamos a crear nuestro propio campo electromagnético alrededor de nuestro cuerpo.

Si te vuelves consciente de los pensamientos que tienes que te conectan con las mismas emociones de siempre, entonces hace sentido que cuando dejas de sentirte de la misma forma de siempre, dejas de condicionar a tu cuerpo a vivir en el pasado y dejas también de activas los mismos genes de la misma forma.

Cuando comienzas a poner más atención a tu mundo interno y logras derrotar al pensamiento automático y a tus hábitos, te vuelves tan presente que es posible debilitar o eliminar todas las conexiones energéticas que tienes con todo lo que te tiene mantiene anclado al pasado y es solo en este momento presente cuando puedes recuperar tu energía para crear algo nuevo.

Si logramos superar a nuestros hábitos y nuestros pensamientos relacionados al estrés y relacionados al pasado que ya conocemos, entonces, energéticamente, neurológicamente, biológicamente, químicamente y hormonalmente, ese futuro predecible, el cual es una réplica de nuestro pasado deja de existir.

En este momento presente es donde tenemos la energía para crear una nueva realidad o un nuevo potencial de vida.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 1
  • comment-avatar
    Lucy 1 año

    Hola saludos yvgracias x todo

  • DISQUS: 0