Controla Tus Pensamientos De Enojo

Controla Tus Pensamientos De Enojo

Al menos que el enojo sea provocado por una acción basada directamente en un momento presente de parte de la otra persona, el enojo casi siempre es una respuesta de un pensamiento que ha estado circulando en nuestra mente, en el cual juzgamos a una persona o situación por habernos causado daño ya sea en el pasado, o que estemos planeando que nos van a causar daño en el futuro.

Cómo Piensan Los Ricos: Pensamiento #3
Placer, Miedo y El Cerebro
Estamos Programados Para Una Mejor Vida

Un habito mental que contamina nuestra mente es cuando ponemos toda nuestra atención a un cierto pensamiento que nos hace sentir enojo contra alguien o alguna situación.

Al igual que el resto de nuestras emociones, el enojo no aparece de la nada. Nos enojamos por los juicios que hacemos que culpan a otras personas por hacer cosas que pensamos que no debieron haber hecho.

Mucha gente pasa todo el día contemplando un pensamiento de cómo alguien le hizo daño o lo lastimó de alguna manera y cómo esa persona debería ser castigada como consecuencia.

El proceso de perdonar es un proceso que nos puede liberar de este ciclo destructivo.

La pregunta principal que surge cuando sentimos enojo hacia alguien es: ¿es verdad que lo que hizo esta persona realmente no debió de haberlo hecho? Y también, ¿esta persona es responsable de nuestros sentimientos? ¿Tenemos el derecho de proyectar nuestras creencias de lo que está bien y mal en su vida y culparlo? ¿Ganamos algo en esta situación al ir contra la realidad de lo que ha pasado, haciéndonos sentir enojo por las acciones de alguien más?

Al menos que el enojo sea provocado por una acción basada directamente en un momento presente de parte de la otra persona (un golpe, por ejemplo), el enojo casi siempre es una respuesta de un pensamiento que ha estado circulando en nuestra mente, en el cual juzgamos a una persona o situación por habernos causado daño ya sea en el pasado, o que estemos planeando que nos van a causar daño en el futuro.

En cualquiera de los casos, aunque sea nuestro propio pensamiento el que está provocando esta emoción negativa, culpamos a la otra persona por hacernos sentir emocionalmente mal.

Pero considera la realidad del impacto que la emoción del enojo tiene en nuestro sistema.

Al menos que necesitemos cargar nuestro cuerpo con poder agresivo y actuar físicamente para pelear o escapar, esta carga de enojo nunca nos va a hacer bien.

Es muy importante entender esto. Pensar pensamientos que nos hacen sentir enojo es un detrimento contra nuestra salud y bienestar. Pensamientos que ponen culpa en alguien más son contra productivos en nuestra vida.

Entendiendo esto, ¿como podemos actuar para silenciar estos pensamientos de enojo y culpa?

La mayoría de los pensamientos y emociones pueden ser eliminados una vez que empezamos a preguntar si la creencia que provoco nuestro enojo es válida.

Al identificar y desafiar nuestras propias creencias que causan nuestras reacciones negativas, podemos desactivar directamente el síndrome de enojo y culpa.

Esta es la ruta más corta hacia el perdón y para continuar con nuestra vida.

Libro recomendado: Quiet Your Mind

 

Entrada Anterior

COMENTARIOS

WORDPRESS: 1
  • comment-avatar
    Patricia Topete 1 mes

    Buenos dias!..el articulo del enojo,ha sido muy impactante!..pues el practicar lo que nos esta enseñando,sera un verdadero cambio en nuestra actitud de cada dia.
    Muchas gracias!..

  • DISQUS: 0