Un Corazón Agradecido Atrae Riqueza

Un Corazón Agradecido Atrae Riqueza

La gratitud no es lo que mueve a Dios, ya que Dios es impersonal, pero lo que si hace es que transforma nuestra mente y nuestro corazón y nos convierte en imanes espirituales y mentales que atraen todo tipo de abundancia, incluyendo dinero.

Ten La Intención De Ser Feliz
La Importancia De Tener Un Corazón Coherente
Tu Actitud Determina Tu Fortuna

Debemos aceptar completamente y con todo nuestro corazón el hecho de que existe una inteligencia infinita dentro de nosotros de la cual todo fluye. También, debemos creer y saber que esta fuente de creación responde a la naturaleza de nuestros pensamiento y por último, debemos relacionarnos con esta inteligencia infinita al sentir una emoción profunda de gratitud.

Existe una ley de la gratitud y debemos aprender a aplicar esta ley para obtener sus resultados. Esta ley es el principio natural de acción y reacción la cual es una ley universal, pero en pocas palabras, la ley de la gratitud, la ley de acción y reacción significa que lo que sea que plantes en tu mente subconsciente es lo que será expresado en tu vida.

Una actitud de gratitud eleva a tu mente y te permite recibir más bendiciones y abundancia.

¿Por qué dar gracias?

Entre más despierta nuestra conciencia, más nos damos cuenta que Dios no es una persona externa, sino es una inteligencia que existe dentro de todos y todo, la cual, opera bajo ciertas leyes universales. Estas leyes son impersonales y esta inteligencia tiene cualidades como el amor, la alegría, la paz, la sabiduría, la inteligencia y la armonía y es una inteligencia que se vuelve personal e íntima con cualquier persona que aprenda a sintonizarse con ella y aprenda a operarla correctamente.

Cuando el ser humano descubre los milagros y el poder de esta inteligencia, automáticamente se enciende una emoción de gratitud.

La gratitud no es lo que mueve a Dios, ya que Dios es impersonal, pero lo que si hace es que transforma nuestra mente y nuestro corazón y nos convierte en imanes espirituales y mentales que atraen todo tipo de abundancia, incluyendo dinero.

Pero nuestra gratitud no puede ser expresada solo para recibir favores, más bien, debe ser una actitud que nos lleva a las profundidades que nuestra mente en donde podemos volvernos uno con esta inteligencia.

Nos volvemos realmente agradecidos cuando nos volvemos conscientes de que esta inteligencia es la fuente de todo lo que recibimos en nuestra vida.

La gratitud nos mantiene en sintonía con esta inteligencia y hay que recordar que la gratitud no consiste solamente en recibir más favores, sino que, sin un corazón agradecido, nos volvemos fácilmente negativos con las condiciones de nuestra vida, lo cual solo crea más condiciones negativas.

La persona agradecida continuamente tiene la expectativa de recibir buenas cosas en la vida y esta expectativa se materializa de forma en experiencias, dinero, salud y oportunidades.

Libro recomendado: Your Infinite Power To Be Rich

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 1