Crea La Imagen Mental De Lo Que Quieres

Crea La Imagen Mental De Lo Que Quieres

Primero, la imagen mental. ¿Que quieres? ¿Poder, fama, amor, riqueza, éxito? Haz tu molde primero. Esta energía necesita un molde para que tome forma. Velo claramente en tu mente.

La Mente Consciente No Se Encarga De Los Resultados
La Libertad Comienza Con La Auto Aceptación
Cómo Llegar A Tu Objetivo

En el inicio existía una mente, energía, sin forma y sin dirección, como electricidad estática. Después llegó la palabra, la imagen mental, para hacer esa electricidad estática se volviera en un poder dinámico, para darle forma y dirección.

Se necesitó de algún tipo de inteligencia para darle forma.

No puede existir electricidad dinámica sin un generador – una inteligencia que le de dirección. Igualmente, no puede existir una flor sin una inteligencia que le dé forma a la energía estática que la compone.

En el inicio, así era el universo y así sigue siendo. Todo es energía en movimiento.

Cuando leemos en pasajes de la Biblia “en el inicio existía la Palabra”, esto no se refiera a un sonido que sale de la boca de alguien, sino un concepto mental, una imagen.

¡En el inicio existía una imagen mental!

Todo lo que ha sido creado en este universo, se creó primero con una imagen.

No podemos construir una casa sin tener una clara imagen de la casa que queremos construir. No podemos crear nada sin tener primero una imagen mental de aquello que queremos crear.

Se necesita un tipo de inteligencia para formar un concepto mental.

Si nosotros como seres humanos poseemos esa misma inteligencia que creó ese universo, entonces tenemos las mismas propiedades que Dios, lo cual significa que por naturaleza somos creadores. ¿Pero entonces porque no creamos mejores condiciones en nuestra vida? ¿Porque no eliminamos la pobreza y las enfermedades de nuestra realidad?

La respuesta es porque se necesita una comprensión y una fe de este poder interior y muy poca gente tiene la paciencia o el interés para aprender más sobre él.

De todos los campos de estudio en la vida, no hay ninguno que nos ofrezca más posibilidades que el estudio de nuestros poderes interiores. No hay ninguno que nos ofrezca las recompensas que este nos ofrece. Aun así, este campo de estudio es probablemente el más ignorado por el hombre promedio. Se dice que nueve de diez personas simplemente viven su viuda yendo con la corriente, adonde sea que el viento los lleve, cuando tenemos dentro de nosotros generadores capaces de darnos lo que queramos.

Supón que el aire que rodea nuestro planeta es como un almacén de energía. Cada pensamiento, cada deseo, cada emoción agrega energía a ese almacén. Cada vez que encendemos nuestro generador, con emoción de amor, odio, miedo, envidia o fe, ponemos energía adicional en ese almacén.

Pero para obtener energía de este almacén, debemos tener buenos conductores, buenos cables, los cuales son cables que definen un propósito y para asegurar que esta energía corra todo el tiempo debemos insular los cables con fe.

Podemos obtener esta energía cuando tenemos un propósito claro y fe. Con esto, no hay límites de lo que podemos obtener.

¿Pero qué pasaría si te quedas sin trabajo, o tienes un hijo hambriento que depende ti, o una casa que estas a punto de perder? ¿Como usas esta idea para tu propio bien?

Digamos que has estado rezando y aun así, nada pasa. Lo que debes hacer es olvidar este mundo material y por un momento, existir completamente en ese mundo de energía.

Hay energía en todos lados, la cual te rodea, esta dentro de ti y dentro de todo lo que ves, la cual la puedes convertir en cualquier forma que quieras.

Esta es la misma energía con cual Dios creo todo en este universo. Tenemos el mismo poder para convertir nuestro mundo en lo que queramos. Solo necesitamos saber el mismo método que Dios utilizó.

Primero, la imagen mental. ¿Que quieres? ¿Poder, fama, amor, riqueza, éxito? Haz tu molde primero. Esta energía necesita un molde para que tome forma. Velo claramente en tu mente.

Una vez que hayas formado este molde, decláralo como tuyo y esto lo logras cuando ese molde se vuelve un propósito que nada ni nadie te puede quitar.

Lo que sea que quieras, hazlo en tu molde mental y este molde se vuelve realidad cuando crees que ya lo tienes.

Pero perder fe es como tirar este molde cuando el contenido todavía esta líquido. Necesitarás empezar otra vez y hacer un nuevo molde y mantener el propósito con la fe y la gratitud necesaria hasta que este se manifieste.

Dentro de nosotros existe un poder interior capaz de darnos lo que queramos o necesitemos para expresarnos de la forma que nos deseamos expresar.

Tenemos que darnos cuenta de tres cosas:

1-Existe una mente universal y nosotros somos parte de ella.

2-Esta mente trabaja para el bien de todos.

3-Esta mente nos quiere ayudar.

El objetivo de la vida desde el inicio ha sido el dominio sobre cualquier circunstancia y solo a través del uso de este poder, de Dios, es cómo podemos dominar cualquier circunstancia.

Algo importante es que no debemos intentar adivinar de donde va a llegar eso que queremos, ya que nuestra conciencia es limitada cuando tratamos de analizar desde nuestro ego.

Debemos solo actuar como si eso que queremos ya es una realidad.

¿Como vas a actuar cuando eso que quieres sea una realidad?

¿Como actuarias si te dieras cuenta que tú y Dios son uno?

Así que actúa como si tienes eso que deseas. Visualízalo claramente! Y más importante, ¡permite que Dios lo manifieste! Haz tu parte, pero permite que se manifieste.

Cuando tenemos miedo o nos volvemos tensos y llenos de estrés, le ponemos una resistencia a esta energía.

Debemos soltarlo. En vez de intentar que algo pase, debemos permitir que pase.

Libro recomendado: Riches Within Reach

 

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0