Cuando La Conciencia Cambia, El Cerebro Cambia

Cuando La Conciencia Cambia, El Cerebro Cambia

Cuando estamos en un estado elevado de felicidad y de amor, nuestro cerebro comienza a funcionar de diferente manera, generando grandes cantidades de ondas theta y delta, creando el puente alfa para poder conectarnos con nuestra mente subconsciente.Cuando cambiamos la forma en la que pensamos y la forma en la que sentimos, nuestra conciencia cambia y nuestro cerebro cambia literalmente. Entre más cambia tu cerebro al producir más ondas delta y theta y menos ondas beta, el ego desaparece y sientes una sensación de unión con absolutamente todo en este universo.

¿Qué Relación Hay Entre Nuestro Cerebro y Los Campos Magnéticos De La Tierra?
La Técnica Para Cambiar La Emoción De Las Memorias Dolorosas
¿Estás Atrapado En Un Ciclo De Pensamiento Negativo?

Los campos magnéticos de las ondas del cerebro y la materia de las conexiones neuronales del cerebro están cambiando todo el tiempo. Cuando nuestra conciencia cambia, las ondas del cerebro cambian y nuevos caminos neuronales son activados.

Los dos extremos son la emoción del amor y la emoción del miedo.

Cuando estamos en un estado emocional de miedo, nuestro cerebro deja de producir ondas alfa, la cual es el tipo de onda que el cerebro genera cuando meditamos o cuando estamos relajados a punto de quedarnos dormidos. Bajo la emoción del miedo, aun producimos las ondas theta y delta, las cuales son más bajas que alfa, pero perdemos el puente que nos conecta a estas dos ultimas ondas. La onda alfa es como el puente que nos conecta a delata y theta.

Si perdemos la habilidad de generar ondas alfa por culpa de la emoción del miedo, perdemos acceso a nuestra mente subconsciente. La emoción del miedo llena a nuestro cerebro con ondas beta, las cuales son las ondas que el estrés produce.

Cuando estamos en un estado elevado de felicidad y de amor, nuestro cerebro comienza a funcionar de diferente manera, generando grandes cantidades de ondas theta y delta, creando el puente alfa para poder conectarnos con nuestra mente subconsciente.

Las emociones crean ciertos estados en nuestro cerebro. Las ondas del cerebro miden los campos magnéticos que nuestra conciencia genera. Las señales que las emociones de amor, felicidad y armonía generan, crean el mismo tipo de campo energético.

Las emociones también crean neurotransmisores, entre ellos, serotonina, dopamina, endorfina, oxitocina y anandamida.

La serotonina está asociada con la satisfacción y la dopamina con la emoción que sentimos cuando somos recompensados. Las endorfinas bloquean el dolor e incrementan el placer. La oxitocina es una hormona que nos hace sentir más unidos con otras personas y la anandamida, a la cual se le llama la molécula de la felicidad, ya que la palabra anandamida significa felicidad en sánscrito, se genera en los mismos receptores del cerebro que el THC, la molécula psicoactiva del cannabis.

Cuando nuestra mente cambia, creamos cambios moleculares en la forma de neurotransmisores. Cuando estos transmisores inundan nuestro cerebro, nos sentimos seguros, satisfechos, felices y tranquilos.

Cuando nuestra mente entra a estados elevados de emoción como amor, felicidad o gratitud, literalmente es como si nuestro cuerpo produjera las drogas más placenteras del mundo.

En el 2012, se hizo un estudio para examinar las ondas del cerebro generados por los cerebros de cinco diferentes expertos en la meditación (expertos en disciplinas como Zen hasta qigong).

En este estudio, se comparo sus cerebros estando en un estado normal de conciencia y sus cerebros durante la meditación.

El estudio se baso en comparar el porcentaje de ondas, desde beta a delta, antes, durante y después de la meditación.

Mientras cada uno de estos expertos tenia una técnica diferente para meditar, los resultados fueron los mismos. Reducción deondas beta e incremento de ondas delta.

Este patrón de menos ondas beta y más ondas delta indica una experiencia en donde la persona se vuelve separada de su ego y siente una conexión con todo el universo.

Cuando cambiamos la forma en la que pensamos y la forma en la que sentimos, nuestra conciencia cambia y nuestro cerebro cambia literalmente.

Entre más cambia tu cerebro al producir más ondas delta y theta y menos ondas beta, el ego desaparece y sientes una sensación de unión con absolutamente todo en este universo.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0