de Dale Tus Problemas A Tu Mente Subconsciente – Mente y Exito

Dale Tus Problemas A Tu Mente Subconsciente

Dale Tus Problemas A Tu Mente Subconsciente

Nunca mantengas tu mente en tus problemas por más de un par de minutos. Considera el problema y las posibles soluciones, pero dale tu problema a tu mente subconsciente con la certeza de que obtendrás la respuesta correcta. La respuesta o solución siempre llegara en momentos de tranquilidad, cuando dejas de enfocarte en el problema.

¿Que Señal Estás Enviando?
El Principio Universal Que Te Garantiza Recibir En Abundancia
¿Porque Se Tardan Tanto Tus Deseos En Manifestar?

El ser humano sufre del complejo de “yo debo hacer esto”. Con una mentalidad materialista, tenemos dificultad en analizar todo excepto lo material y nuestros problemas se basan en encontrar un trabajo, conseguir un mejor trabajo y ganar más dinero y nos la pasamos preocupándonos por todo.

El escritor David Thoreau escribió, “lo que dejemos en manos de Dios, será bendecido, lo que elijamos hacer por nuestra propia cuenta, Dios lo ignorará”.

Quizás lo mas difícil para nosotros es aprender a dejarlo en manos de Dios. Siempre y cuando sigamos enfocándonos en nuestros problemas y dándole mas energía a nuestras dificultades, estamos limitando nuestro propio éxito.

El poder de la mente subconsciente, reconociendo que hemos decidido hacerlo por nuestra cuenta, se filtra en nuestra vida como si fuera una gota, en vez de convertirse en un gran corriente de agua.

Pero una vez que decidimos darle nuestro problema a nuestra mente subconsciente, podemos empezar a presenciar milagros en nuestra vida.

NO TE ENFOQUES EN TUS PROBLEMAS

Nunca mantengas tu mente en tus problemas por más de un par de minutos. Considera el problema y las posibles soluciones, pero dale tu problema a tu mente subconsciente con la certeza de que obtendrás la respuesta correcta. La respuesta o solución siempre llegara en momentos de tranquilidad, cuando dejas de enfocarte en el problema.

Reafirma tu fe en esta solución con la meditación, pero de ninguna manera intentes predecir de qué manera se va a manifestar la solución o tu objetivo. Le has dado el poder a la inteligencia infinita, la cual sabe infinitamente mucho más que tú y no es tu deber intentar o forzar.

LA FE ES CONFIAR

Siempre intentamos predecir cómo se va a manifestar la solución a nuestro problema o nuestro objetivo y cuando parece que todo va en sentido opuesto, nos damos por vencidos.

La fe es un poco más que persistencia. No hay nada que pueda superar o que resista un esfuerzo continuo.

Pero cualquier cosa que hagamos, debemos saber que nuestra mente subconsciente es nuestro aliado más poderoso. Esta mente es el presidente de nuestra compañía y lo único que debemos hacer es confiar en ella. Pero debemos delegarle el trabajo con autoridad. Tampoco podemos dudar si lo está haciendo bien o no.

Esta mente necesita confianza completa y una vez que ha recibido un trabajo, debemos dejarla trabajar. Si interferimos, el trabajo cambia y empieza a llevar a cabo el nuevo con el cual interferimos.

Debemos aprender a darle nuestros problemas y soltarlos. Una vez que le demos completamente el poder sobre nuestros problemas, veremos cómo los soluciona y jamás volveremos a dudar.

LA FE NO ES ESPERANZA

Uno de nuestros errores es confundir la esperanza con la fe.

La esperanza no tiene ninguna relación con la fe y es algo que no funciona en darle una orden a la mente subconsciente. La esperanza es como un pesimista intentando ser optimista. La esperanza es un deseo vago.

Por eso la gente que espera tener mejores condiciones de vida, rara vez lo logra.

La mayoría de la gente empieza sus proyectos u objetivos con esperanza y no con fe. La esperanza es desear. La fe es saber.

Si sabemos que algo es un hecho, entonces tenemos fe. No necesitamos saber exactamente cómo funciona la electricidad, pero tenemos fe que cuando presionamos un botón, nuestra televisión se enciende.

De misma forma, no necesitamos saber exactamente como funcionan las leyes espirituales, simplemente descubrir que funcionan y de esta forma, tendremos fe porque sabemos que funcionan.

Libro recomendado: Three Magic Words

 

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0