Dios Te Habla A Través De Tus Deseos

Dios Te Habla A Través De Tus Deseos

Nuestros deseos contienen dentro de sí mismos el plan y el poder para ser expresados a través de nosotros.

Tus Decisiones Impactan Tu Salud y Tu Vida
No Seas Como Estas Personas
¿Qué Tan Fuerte Es Tu Fe?

La inteligencia que tenemos dentro de nosotros, a la cual también se le conoce como Dios, nos habla a través de nuestros deseos. Nuestros deseos contienen dentro de sí mismos el plan y el poder para ser expresados a través de nosotros.

Nuestro “yo soy”, nuestro estado de conciencia nos habla a través de estos deseos y estos deseos ya tienen dentro de sí mismo todo el plan para su manifestación, pero nosotros siempre los hacemos más complicados de lo que pueden ser.

Nuestros deseos son determinados por el concepto que tengamos de nosotros mismo y ningún deseo es bueno o malo, ya que esta inteligencia, Dios, es una conciencia incondicional y esta inteligencia le da a nuestra conciencia, todo lo que crea que necesite a través de nuestros deseos.

Siempre y cuando te mantengas en el estado mental que hoy tienes, seguirás deseando aquello que deseas, pero al cambiar el concepto que tienes de ti mismo, automáticamente camba la naturaleza de tus deseos.

Los deseos son estados de conciencia buscando una expresión física. Estos deseos son formados en nuestra conciencia y son expresado por la persona que asume el estado mental que tendría si su deseo ya estuviera manifestado.

Asegúrate de solo aceptar aquellos estados mentales o estados de conciencia que quieras ver expresados en tu vida, ya que tu vida es definida por el estado de conciencia en el cual vivas todos los días. Tu ambiente externo es definido por el concepto que tengas de ti mismo.

La vida que estás viviendo es el regalo que tú mismo te has dado y si no estás satisfecho con este regalo, lo que debes hacer es cambiar tu conciencia al cambiar tu estado mental. El estado mental en el cual debes vivir es el mismo estado mental que tendrías si tu deseo ya estuviera expresado aquí y ahora.

Así que define tus deseos claramente y asegúrate de que realmente lo desees y aun más importante, que lo puedas aceptar ya que tu nivel de manifestación depende de tu nivel de aceptación.

El hombre sabio sabe que no existe ninguna barrera entre él y su deseo. Con un estado mental, sabe que su deseo ya está manifestado aquí y ahora. El hombre indisciplinado, por otra parte, constantemente encuentra barreras y obstáculos que lo alejan cada vez mas de su deseo. Cuando este hombre descubra la ley de la conciencia, entenderá que lo primero que debe de hacer es cambiar su estado mental y volverse uno con su deseo.

La conciencia es la única realidad. El mundo y todo lo que contiene son simplemente diferentes estados de conciencia que han sido manifestados y nuestro mundo es definido por nuestro concepto de nosotros mismos.

Libro recomendado: The Power Of Imagination

 

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 1