El Efecto Del Observador

El Efecto Del Observador

El observador determina la dirección en la cual las posibilidades colapsan. En el universo quántico, nosotros somos observadores y a través de nuestros pensamientos afectamos tiempo, espacio y convertimos posibilidades en realidad. Mente cambia a materia.

3 Formas De Sugerirle A Tu Mente Subconsciente
La Diferencia Entre El Cerebro y Mente
La Mente Universal y Los Principios de la Prosperidad

Nuestra actividad mental, los pensamientos y las emociones, son los arquitectos de la estructura de nuestro cerebro. El pensamiento y el poder de la elección juegan un papel muy importante en cuanto al poder que Dios nos ha dado.

Al conectar el pensamiento, la elección y la ciencia, nos encontramos con la física quántica.

El proceso de pensar y elegir es lo más poderoso que hay en este universo y es un regalo que todos hemos recibido y el cual debemos usar de manera sabia.

Existe un mundo en donde nuestros cinco sentidos participan, existe un mundo de electromagnetismo y átomos y existe otro mundo quántico y subatómico.

El mundo quántico llegó a retar todo el conocimiento y percepciones de los físicos en cuanto a tiempo, espacio y realidad. Justo cuando los físicos pensaban conocer el universo, llegó la física quántica para cambiar todas las teorías.

La física quántica es una forma de explicar cómo las cosas más pequeñas que construyen un átomo funcionan. La palabra quántico significa “energía” y la física quántica nos dice cómo las ondas electromagnéticas y las partículas funcionan.

Usando la física quántica, los científicos ahora pueden describir, predecir y cuantificar como elegimos entre muchas opciones. Esto es una forma de medir la libre voluntad. En esencia, la física quántica nos dice lo siguiente:

-Nuestra conciencia afecta el comportamiento de las partículas subatómicas.

-Las partículas se mueven de atrás para adelante en tiempo y aparecen en todos los lugares posibles al mismo tiempo.

-El universo está conectado con información que viaja más rápido que la luz.

La teoría quántica convierte el concepto científico de que los humanos son solo parte de una maquina gigante a seres libres que tienen el poder de hacer elecciones conscientes. A esto se le llama “el efecto del observador”.

El observador determina la dirección en la cual las posibilidades colapsan. En el universo quántico, nosotros somos observadores y a través de nuestros pensamientos afectamos tiempo, espacio y convertimos posibilidades en realidad. Mente cambia a materia.

El efecto del observador se puede explicar de la siguiente forma: Todos los días, pasamos por eventos y circunstancias, tenemos que tomar decisiones, desde que ropa ponernos hasta cómo reaccionar a alguna llamada de emergencia que hemos recibido. Existe una infinidad de posibilidades que tenemos que hacer en cualquier momento durante el día, pero somos nosotros, con nuestra habilidad de pensar, quienes dirigimos esa decisión.

Así que colapsamos todas las probabilidades en una sola elección. Decidimos que desayunar, como reaccionar y que hacer. Cuando elegimos, colapsamos la probabilidad en una realidad.

Y aunque nuestro pensamiento negativo puede causar cien probabilidades negativas, tenemos que recordar que una probabilidad por sí sola no tiene poder, es solo cuando la observamos, a través de nuestros pensamientos y creencias que hacen que esa probabilidad colapse y se haga realidad.

La física quántica puede ser utilizada para comprobar que el pensamiento y la elección son reales y se pueden medir. La forma en la que vivimos con nuestras emociones, la forma en la que interpretamos nuestros pensamientos y la atención que les damos a través de nuestro enfoque cambia como funciona nuestro cerebro.

Libro recomendado: Switch On Your Brain

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 1