Efectos De La Conciencia En Nuestro Cuerpo

Efectos De La Conciencia En Nuestro Cuerpo

Toda la información de la imagen en el lóbulo frontal crea un holograma por todas las neuronas. Ese holograma llega a la mente subconsciente o nuestro Dios interior y después lo sentimos en el cuerpo. Pero primero todo ocurre en nuestro cerebro.

El Mayor Obstáculo Entre Tus Deseos Y Tu
No Le Pongas Un Nombre A Tus Emociones
Ilusiones Y Creencias

Cada neurona en nuestro cerebro tiene un sitio receptor, una hendidura sináptica y neurotransmisores.

Cualquier cosa que el cerebro imagine, es colocada en nuestro lóbulo frontal. El lóbulo frontal se convierte en ley para energía y es también ley para el cuerpo.

Como seres espirituales, cuando hemos creado esta imagen en nuestro cerebro, hemos creado una realidad. Pero nuestra personalidad, el ego, siempre quiere una prueba de que esto es real. Esto te muestra de qué lado estás viviendo: si estás viviendo desde una perspectiva espiritual, entonces esa realidad ya es. Si estás viviendo desde una perspectiva física, esa realidad no ha pasado hasta verla con tus ojos. Así de simple.

Toda la información de la imagen en el lóbulo frontal crea un holograma por todas las neuronas. Ese holograma llega a la mente subconsciente o nuestro Dios interior y después lo sentimos en el cuerpo. Pero primero todo ocurre en nuestro cerebro.

¿Y que hace el cuerpo después? Consciente y químicamente reacciona a esa imagen. Realidad primaria ocurre en el cerebro. La realidad física es secundaria.

El cerebro contiene todas las moléculas de información y emociones que el cuerpo tiene.

Hay algo llamado péptidos, los cuales están conectados a las hormonas, pero estos péptidos son amino ácidos. Estos péptidos son creados por nuestro ADN y todas nuestras células crean estos amino ácidos, los cuales son muy importantes para la distribución en el cuerpo. Esta es la respuesta química que obtenemos. El cerebro tiene cada péptido, cada amino acido que el cuerpo hace. Cualquier cosa que se encuentre en nuestro hígado, por ejemplo, es también fabricado en nuestro cerebro.

Los péptidos son amino ácidos. Son substancias que cargan información. Trabajan en sitios receptores. Tenemos estos receptores disponibles para todos los amino ácidos que literalmente nos prenden o nos apagan.

Dentro del cerebro se encuentran todos los amino ácidos y péptidos que el cuerpo usa para crear emoción.

Esto significa que todo nuestro cuerpo vive en nuestro cerebro.

Nuestro cuerpo es duplicado emocionalmente en el cerebro.

El hipotálamo es responsable por nuestra memoria de largo plazo. El hipotálamo es lo que mantiene nuestras experiencias pasadas. Estas experiencias pasadas son guardadas en péptidos y en amino ácidos. Cada memoria es un químico y se guarda en el cerebro como un químico.

Cuando constantemente pensamos en el pasado, constantemente vivimos el pasado en nuestro cerebro, lo cual es transmitido a nuestro cuerpo.

El hipotálamo y sus neuronas que contienen estos péptidos, llegan a la glándula pituitaria. Esto significa que el hipotálamo, cuando esta regenerando una memoria, manda a la glándula pituitaria la información de esa memoria.

La glándula pituitaria es la “glándula maestra” en nuestro cuerpo. Es lo que dice “esto va a suceder”. Cuando esa memoria llega a la glándula pituitaria, acepta esa memoria, la cual es un químico y manda la información a la sangre de todo nuestro cuerpo.

Esta memoria llega químicamente a la glándula pituitaria. L a glándula pituitaria manda amino ácidos a la sangre, lo cual llega a los adrenales. Los adrenales empiezan a soltar esteroides a la sangre. ¿Por qué? Porque el cuerpo crea esteroides cuando el cuerpo entra en estado de estrés, Los esteroides curan y tranquilizan al cuerpo. Se convierten en una emoción, en algo placentero para el cuerpo. Y es aquí cuando nos volvemos adictos a esta emoción de una memoria. Y es por esto que a veces se siente bien pensar en una memoria dolorosa.

Constantemente pensamos en nuestro pasado, por más malo que haya sido, porque nos volvemos adictos a la emoción de sufrimiento. Y en cuanto pasa esa emoción, otra vez pensamos en esa memoria. Nos queremos sentir mal para sentirnos bien.

Esto es lo que muchas veces le abre la puerta a la drogadicción o al alcoholismo, porque nos volvemos adictos a una reacción química, así que nos la pasamos intentando sufrir más para poder sentirnos bien.

 

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
Abrir la barra de herramientas