El Espíritu y El Proceso de Creación

El Espíritu y El Proceso de Creación

El espíritu desea disfrutar la realidad de su existencia y no solo existir, sino vivir experiencias, así que a través de la auto contemplación proyecta una idea que causa o crea la condición que desea expresar. El espíritu desea disfrutar su vida, así que al contemplarse así mismo como ya teniendo eso que desea disfrutar, produce las condiciones, a través de las cuales, podrá disfrutar esa experiencia que ha contemplado. El poder de la creación se encuentra en la auto contemplación del espíritu y esta auto contemplación se logra a través del “yo soy”, en donde inmediatamente existe un deseo para una actividad y es como si el espíritu dice “quiero disfrutar lo que yo soy al vivir una experiencia que me lo permita”. El espíritu quiere algo mas que simplemente saber que existe, quiere sentirse vivo y es a través de la libre voluntad cómo el espíritu puede elegir libremente las condiciones que desea vivir o conocer. Esto significa que lo que el espíritu quiere es algo que le permita continuar y moverse de las experiencias que ya ha vivido y está buscando expresión en todo aquello que aun no conoce y es aquí donde nos damos cuenta de que podemos ser lo que sea que queramos ser, ya que este deseo es el deseo de nuestro espíritu y lo ultimo que el espíritu quiere es caer en rutinas y seguir viviendo en el pasado.

Eleva Tu Vibración y Alcanza Tu Máximo Potencial
El Atajo Para Hacer Realidad Tu Deseo
Usa Esta Ley y Logra Tus Objetivos Sin Esforzarte Tanto

El resumen de proceso de creación se puede resumir de la siguiente forma.

El espíritu desea disfrutar la realidad de su existencia y no solo existir, sino vivir experiencias, así que a través de la auto contemplación proyecta una idea que causa o crea la condición que desea expresar. El espíritu desea disfrutar su vida, así que al contemplarse así mismo como ya teniendo eso que desea disfrutar, produce las condiciones, a través de las cuales, podrá disfrutar esa experiencia que ha contemplado.

Este orden creativo, entonces, es ilimitado y al mismo tiempo progresivo, ya que atraviesa varias etapas y cada etapa es necesaria para la siguiente y no hay limite de lo cual el espíritu puede llegar a contemplar.

El poder de la creación se encuentra en la auto contemplación del espíritu y esta auto contemplación se logra a través del “yo soy”, en donde inmediatamente existe un deseo para una actividad y es como si el espíritu dice “quiero disfrutar lo que yo soy al vivir una experiencia que me lo permita”.

La siguiente etapa es la de actividad, una vez que el espíritu ha hecho su contemplación.

Primero, la actividad comienza cuando el espíritu a través de su conciencia se da cuenta de que es “algo”.

Pero el espíritu quiere algo mas que simplemente saber que existe, quiere sentirse vivo y es a través de la libre voluntad cómo el espíritu puede elegir libremente las condiciones que desea vivir o conocer.

Pero el proceso creativo no se detiene ahí, ya que este proceso se basa en la auto contemplación del espíritu y esto es algo infinito.

¿Entonces cual es el siguiente paso? El progreso es siempre hacia el desarrollo de una individualidad más perfecta, es decir, el espíritu quiere conocer lo desconocido.

Esto significa que lo que el espíritu quiere es algo que le permita continuar y moverse de las experiencias que ya ha vivido y está buscando expresión en todo aquello que aun no conoce y es aquí donde nos damos cuenta de que podemos ser lo que sea que queramos ser, ya que este deseo es el deseo de nuestro espíritu y lo ultimo que el espíritu quiere es caer en rutinas y seguir viviendo en el pasado.

El proceso de creación entonces se basa en la auto contemplación del espíritu buscando hacer conocido lo desconocido.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0