de El Estrés y Las Consecuencias de Vivir en Modo de Sobrevivencia – Mente y Exito

El Estrés y Las Consecuencias de Vivir en Modo de Sobrevivencia

El Estrés y Las Consecuencias de Vivir en Modo de Sobrevivencia

Vivir en modo de sobrevivencia por mucho tiempo significa volverse adicto a los químicos que el estrés produce en el cerebro. Entre más adicto seamos esos químicos, más comenzamos a creer que nuestro cuerpo es local, en pocas palabras, que estamos viviendo en un lugar específico ocupando una cierta posición en el tiempo lineal.

Debes Creer Antes De Poder Ver
Un Corazón Agradecido Atrae Riqueza
¿Ya Actualizaste El Software De Tu Mente?

Ya que usamos nuestros sentidos para observar y determinar la realidad física, nos identificamos como un cuerpo viviendo en tiempo y espacio y aún así, separados de todo lo que nos rodea. Después de mucho tiempo, esta interacción crea nuestra identidad.

A través de nuestra vida y a través de diferentes interacciones que tenemos con tiempo, Lugar, personas y objetos, esa identidad se vuelve nuestra personalidad. La calidad de estas interacciones con nuestro ambiente externo crear memorias y esas memorias nos empiezan a definir como personas. A este proceso le llamamos experiencia y en la mayoría de las personas, la personalidad está basada en la experiencia.

Para nuestro cerebro, todos los objetos materiales, las cosas, las personas y los lugares que percibimos todos los días se consideran memoria. Si nuestro ser está creado por memorias de experiencias pasadas, entonces esas memorias están basadas en algo conocido, por lo cual, la gran parte de nuestro mundo tridimensional se basa en lo conocido y esto hace que sea aquí donde ponemos nuestro enfoque todos los días.

Y de esta forma se unen la realidad física con ciertas redes neurológicas en nuestro cerebro. A esto se le llama “reconocimiento de patrón” y es el proceso por el cual la mayoría de la gente percibe la realidad basándose en su pasado.

Si vives desde un enfoque materialista, entonces, no solo estás viviendo de forma materialista en esta dimensión sino también estás limitado por esta forma de vivir ya que has definido tu cuerpo, tu medio ambiente, el tiempo y tu enfoque en la materia en vez de energía. Desde un punto de vista quántico, vivir de forma materialista significa poner toda tu atención en la partícula, la cual es materia, en vez de poner tu atención en la ola de posibilidades, la cual es energía.

Cuando agregamos el estrés esta ecuación, nuestro cuerpo comienza a utilizar energía del campo electromagnético que rodea nuestro cuerpo. Entre más más grande y mas frecuente sea el estrés, más energía consume nuestro cuerpo y esto hace que pongamos aún más atención en el mundo de la materia y de lo conocido. Cuando la energía de nuestro campo electromagnético comienza a disminuir, comenzamos a sentirnos más como materia sólida y menos como energía.

Vivir en modo de sobrevivencia por mucho tiempo significa volverse adicto a los químicos que el estrés produce en el cerebro. Entre más adicto seamos esos químicos, más comenzamos a creer que nuestro cuerpo es local, en pocas palabras, que estamos viviendo en un lugar específico ocupando una cierta posición en el tiempo lineal.

Cuando toda nuestra atención está en el mundo externo nos volvemos adictos alguien o algo en este mundo externo y entre mas vivamos en este estado de sobrevivencia y estrés, más ondas beta produce nuestro cerebro, lo cual es totalmente lo contrario a las ondas que nuestro cerebro necesita generar para poder manifestar o cambiar algo de nuestra realidad.

Todo esto hace que comenzamos a sentir dolor, ansiedad, impaciencia, agresión y competencia, lo cual hace que nuestro cerebro se vuelve incoherente y un cerebro incoherente causa una vida incoherente.

 

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0