Examina Y Reevalúa Tus Creencias

Examina Y Reevalúa Tus Creencias

Recuerda que nuestro comportamiento y nuestras emociones son el efecto de nuestras creencias. Para eliminar la creencia responsable de nuestras emociones y comportamiento, pregúntate “¿por qué?”. Pregúntate si hay algo que te gustaría hacer o algo que te gustaría expresar, pero dentro de ti tienes un sentimiento de que no puedes. Pregúntate “¿por qué?”. “¿Porque creo que no puedo?”

Tu Fortuna Comienza Contigo
Eres El Creador De Tu Destino
Forzar Un Cambio Es Contra Productivo

Una de las razones por las que casi no se reconoce al pensamiento racional es porque casi nunca lo usamos.

Empieza a analizar las creencias que tienes acerca de ti mismo, del mundo y de la gente que te rodea y te darás cuenta que esas creencias son la causa de tu actitud negativa.

¿Crees que “algo siempre pasa” y te evita tener éxito? ¿O talvez no crees que mereces ese éxito que quieres? ¿O te sientes inferior a otra gente? ¿Te sientes ansioso y con miedo sin ninguna razón en situaciones que son normales y seguras? Tienes la creencia de que el mundo es un lugar hostil, peligroso y nada amigable?

Recuerda que nuestro comportamiento y nuestras emociones son el efecto de nuestras creencias. Para eliminar la creencia responsable de nuestras emociones y comportamiento, pregúntate “¿por qué?”. Pregúntate si hay algo que te gustaría hacer o algo que te gustaría expresar, pero dentro de ti tienes un sentimiento de que no puedes. Pregúntate “¿por qué?”. “¿Porque creo que no puedo?”

Y después pregúntate, “¿esta creencia se basa en un hecho real o en algo que he asumido o una conclusión falsa?”

Ahora hazte estas tres preguntas:

1) ¿Existe alguna razón por esta creencia?

2) ¿Cabe la posibilidad de que esta creencia se errónea?

3) ¿Si otra persona estuviera en la misma situación, llegaría a la misma conclusión?

4) ¿Porque debo seguir actuando y sintiendo como si esta creencia es verdad cuando no hay ninguna razón que la respalde?

Realmente piensa en esas preguntas y respóndelas honestamente. Piensa si esa creencia se originó en tu niñez o que situación fue la que causo esa creencia.

¿Te puedes dar cuenta como quizás has estado viviendo engañando todo este tiempo simplemente por creer algo que no es verdad?

EL PODER DEL DESEO PROFUNDO

El pensamiento racional, para que sea efectivo en cambiar una creencia y un comportamiento, debe ser acompañado por un deseo profundo de cambiar.

Imagina que te gustaría ser o tener y asume por un momento que es posible ser esa persona y tener esas cosas. Realmente siente un deseo en tu interior. Contempla la posibilidad y enamórate de esa emoción.

Tus creencias negativas fueron creadas por un pensamiento con emoción, así que tus nuevas creencias deben también tener ese pensamiento y emoción para cancelar lo negativo.

Si analizas esto, te darás cuenta que estas usando algo que ya has usado antes: preocupación. Pero en este caso, estas cambiando de negativo a positivo.

Cuando te preocupas, primero imaginas lo que no quieres que pase y tu imaginación lo hace real, ya que el miedo es una de las emociones más fuertes. Y constantemente piensas en eso que te preocupa hasta que se hace realidad.

Esta repetición constante de contemplar algo que quieres que pase, hace que el resultado que quieres sea cada vez más real en tu mente.

Visualízate constantemente con ese resultado que quieres y siente una emoción profunda mientras lo imaginas.

Al formar buenos hábitos y destruir malos hábitos, tenemos que lidiar primero con nuestros pensamientos y nuestros hábitos de pensar.

Recuerda que somos lo que creemos que somos en nuestro corazón.

Libro recomendado: Psychocybernetics

 

Entrada Anterior

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0