Instrucciones Para Visualizar

Instrucciones Para Visualizar

El éxito de una visualización depende de que tanto podemos olvidar nuestros cinco sentidos y dirigir nuestra atención hacia nuestro interior. Cuando dirigimos nuestra atención a nuestro interior, podemos crear una imagen mental que estimule a nuestro cuerpo físico.

No Creas Que Todos Tus Pensamientos Son Verdaderos
Crea La Imagen Mental De Lo Que Quieres
Hay Una Oportunidad En Cada Obstáculo

El éxito de una visualización depende de que tanto podemos olvidar nuestros cinco sentidos y dirigir nuestra atención hacia nuestro interior. Cuando dirigimos nuestra atención a nuestro interior, podemos crear una imagen mental que estimule a nuestro cuerpo físico.

POSTURA PARA VISUALIZAR

La posición más efectiva para visualizar es sentarse en una position en la cual tu espalda este totalmente recta, con los brazos descansando sobre tus piernas o en los brazos de la silla. Tus pies planos en el piso y nunca cruzados. Esta posición te permite dirigir tu atención a tu interior.

Tener la espalda completamente recta es lo ideal ya que cuando mantenemos nuestra columna en esta posición, nuestra atención se vuelve más consciente. Cuando intentas visualizar acostado, tu cuerpo asocia la postura con dormir así que es muy fácil quedarse dormido o no poder estar tan consciente durante el ejercicio.

Esta posición también nos permite respirar mejor, y cuando nos volvemos conscientes de nuestra respiración, nuestro proceso mental se vuelve más alerta.

Entre mas conscientes nos volvamos de nuestra respiración, mas en armonía estamos con nuestro interior.

RESPIRACION

La respiración tiene un papel muy importante en todas nuestras experiencias interiores.

Durante una meditación, respiramos para volvernos más relajados y más atentos.

Pero la mayoría de la gente no está consciente de su respiración. La mayoría de la gente piensa que es “gente activa”, relacionándose con todo en u mundo externo, olvidando por completo su interior. Pero el mundo interno es donde encontramos todo lo que estamos buscando. La respiración es el punto inicial que nos permite empezar a visualizar y a imaginar claramente.

Para hacer una imagen más clara en la mente, lo primero que debes hacer es relajarte poniendo tu atención en tu respiración. Respira rítmicamente, inhalando por tu nariz y exhalando por tu boca.

Esta respiración rítmica oxigena nuestro cerebro y desacelera todos los procesos internos del cuerpo, lo cual nos permite volvernos más alerta.

En la visualización, tu tarea es poner tu atención en la imagen que estas visualizando y una vez que hayas puesto tu atención consciente en tu respiración, este proceso de respirar rítmicamente se hará cargo por si solo.

¿QUE HACER SI NO PUEDES VER UNA IMAGEN?

No todos tienen la misma capacidad para visualizar. Hay mucha gente que puede visualizar claramente mientras que otros necesitan practicar y mejorar.

Si tienes problemas para ver imágenes con tus ojos cerrados, intenta ver fotografías antes de tu visualización. También puedes recordar viajes de tu pasado y tratar de recrearlos con tus ojos abiertos. Vuelve a cerrar tus ojos e intenta ver la escena claramente.

Para mejorar tu capacidad de visualización, es muy importante que estés totalmente relajado y concentrado a la vez. Solo estando relajado, usando tu respiración, es como las imágenes pueden llegar a tu mente.

OBTENIENDO RESULTADOS

Haz el esfuerzo de hacer tu visualización lo más frecuente que puedas. Pero tampoco intentes forzar los resultados.

En esta sociedad, hemos sido ensenados a enfocarnos en los resultados y hacer que lleguen lo más pronto posible. Pero este no es el caso con el trabajo de la visualización y menos cuando tu intención es sanarte de algún problema o enfermedad. Entre más ansioso o preocupado te vuelvas, menos efectiva será la visualización.

En el caso de curarte de una enfermedad, la acción de curarse toma forma en el momento presente. Si diriges tu atención al pasado o futuro, te alejas del lugar en el cual obtienes los resultados. En cuanto te empieces a preocupar por los resultados, te volverás ansioso o estresado, lo cual hará que tu concentración sea mucho menos efectiva.

Con las visualizaciones, debemos hacer nuestra parte y tomar la acción necesaria en nuestro mundo externo, pero también debemos permitir que el universo haga su parte. Nosotros estamos en control de nuestras creencias de lo que podemos y no podemos hacer, pero fuera de eso, no tenemos ningún otro control más que saber que el universo esta hacienda su parte.

Aun si estas desesperado por esos resultados, nunca intentes anticiparlos. Si empiezas a perder fe y empiezas a sentir emociones negativas, lo cual solo hace que tu situación empeore.

LA HORA IDEAL PARA VISUALIZAR

Lo más recomendable es que tu visualización sea lo primero que hagas en el día, justo después de despertar y en la noche, justo antes de dormir.

El punto entre el que duermes y justo cuando despiertas y el punto en donde estas lentamente quedándote dormido en la noche es el momento del día cuando tu cerebro esta en onda alfa, lo cual permite influenciarlo con imágenes, creencias y de esta forma, la mente se vuelve como un jardín más fértil en donde puedes plantar cualquier semilla.

Libro recomendado: Healing Visualizations

Entrada Reciente

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0