La Tiranía De Las Emociones

La Tiranía De Las Emociones

Las emociones toxicas del miedo, arrepentimiento, envidia o enojo son violentas y nos dejan exhaustos y nunca son experiencias del momento presente.

El Uso Correcto De La Fuerza De Voluntad
¿Te Gusta Recordar Los “Buenos Viejos Tiempos”?
Supera Los Obstáculos Que Te Impiden Perdonar

Hay un grupo de emociones que se basan en el instinto, las cuales son generadas por la amígdala, la cual es la parte del cerebro involucrada en procesar la memoria de reacciones emocionales. Hay otro grupo de emociones generadas por la corteza prefrontal, las cuales se basan en experiencias conscientes y cognitivas.

Las emociones cognitivas son conscientes, originales y del momento presente. Es natural para nosotros sentirnos felices, enojados, tristes en diferentes momentos del día y a veces, no necesitamos ninguna razón para sentir una de estas emociones.

No importa que tanto pensamiento positivo usemos, van a haber veces que simplemente vamos a sentir emociones negativas.

Afortunadamente, estas emociones no duran mucho tiempo. Aunque puedes tener una emoción acerca de alguien que dure toda una vida, estas emociones no son una carga para tu alma. Tampoco ocupan mucho espacio en tu atención consciente. Puede ser que recuerdes a tu mejor amigo de la primaria con una emoción cálida o puedas recordar al compañero de clases que te molestaba con una emoción de miedo.

Las emociones que se basan en instinto son toxicas. Cuando te molestas por una discusión y te quedas enojado por mucho tiempo, esa es una señal de que estas sintiendo una de estas emociones.

Cuando el cerebro trata de interferir en estas ocasiones, siempre te va a intentar convencer de que tu tenías la razón, aun años después de la discusión. Esto resulta en una negación de perdonar y cada vez que recuerdas ese momento, tu sistema nervioso se llena de adrenalina y tu cuerpo vuelve a vivir el evento una y otra vez.

Las emociones que se basan en el instinto son producidas por nuestro sistema primitivo de sobrevivencia.

Las emociones toxicas del miedo, arrepentimiento, envidia o enojo son violentas y nos dejan exhaustos y nunca son experiencias del momento presente.

Estas emociones nos prohíben sentir emociones auténticas del aquí y ahora.

Las emociones que se basan en el instintito son como un virus que atacan al programa que está instalado en el cerebro.

Si estás enojado y ese enojo se te pasa en unos minutos, entonces esa es una emoción cognitiva. Si te quedas enojado por 20 días o 20 años, entonces es una emoción basada en el instinto.

Las emociones que se basan en el instinto son programas tóxicos que echan a perder nuestra neurocomputadora.

Libro recomendado: Power Up Your Brain

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0