Las Enfermedades Comienzan En La Mente

Las Enfermedades Comienzan En La Mente

Todas las enfermedades representan una falsa idea en la mente. Cuando queremos curar una enfermedad, lo que en realidad queremos hacer es curar la mente.

Esta Es La Emoción Que Crea
¿Quieres Solucionar Tus Problemas?
¿Quién Es Dios?

Todas las enfermedades representan una falsa idea en la mente. Cuando queremos curar una enfermedad, lo que en realidad queremos hacer es curar la mente. Es imposible eliminar el efecto sin primero eliminar la causa y en el caso de las enfermedades, la causa siempre se encuentra en la mente.

A continuación, te presento algunas enfermedades comunes y los problemas mentales que las causan.

Dolor de cabeza

La confusión es la causa principal de todos los dolores de cabeza. La confusión suprime emociones que hacen que nuestra cabeza nos empiece a doler. Dolores de cabeza que son acompañados también con síntomas de mareo representen inseguridad y confusión en la persona.

Para lidiar con esa enfermedad debemos calmar nuestra mente enfocarnos en paz y claridad.

Fatiga

Cuando perdemos entusiasmo y felicidad comenzamos a sentirnos cansados. La felicidad y el entusiasmo son el resultado de una expansión de la mente y del espíritu. Cuando nuestra mente y nuestro espíritu se dejan de expandir y les ponemos límites a nuestro pensamiento, nuestros objetivos o deseos comienzan a desaparecer y aceptamos la idea del fracaso o de la dificultad y esto causa que sintamos cansancio aburrimiento y fatiga.

En este caso debemos enfocarnos en expansión y en felicidad, sabiendo que en la mente de Dios no hay limitaciones y que Dios o ese poder universal se manifiesta a través de nosotros.

Indigestión

Una sensación intensa de responsabilidad personal se manifiesta en la forma de problemas de digestión.

Las personas que trabajan todo el tiempo y qué sienten que tienen que hacer todo ellos mismos se vuelven víctimas de acidez estomacal y de ulceras. Para este problema debemos enfocarnos en paz mental y enfocarnos en la percepción de que las cosas más grandes las hacemos a través de Dios o de nuestro poder interior.

Debemos enfocarnos en relajar nuestro cuerpo y dejarle nuestros objetivos a este poder, el cual es más grande que nosotros.

Obesidad

Las personas se vuelven obesas cuando comen más calorías de lo que consumen, pero más que nada, al comer en exceso y esto representa que la persona tiene deseos frustrados. Al buscar comodidad, las personas se refugian en la comida por el placer del sabor.

Nuestras frustraciones son causadas porque comenzamos a creer que no somos valiosos, hemos perdido confianza en nosotros mismos y nuestra energía ahora es dirigida a placeres sensoriales.

Debemos enfocarnos en el centro de nuestra conciencia donde todo el orden es perfecto nuestro cuerpo es perfecto. La comida es un símbolo de amor y nos debemos alimentar con moderación.

Insomnio

Cuando dormimos nos conectamos con la mente subconsciente. Si no podemos dormir es porque estamos demasiado preocupados con el mundo material y nuestra mente consciente no permite que nos conectemos con la mente subconsciente.

El mundo físico es solamente una representación de todo lo que es creado primero en la mente subconsciente. No podemos cambiar lo queremos en el mundo físico peleando y luchando, sino tratando la mente en donde esos problemas se originaron. Enfocarse en una preocupación es la peor forma de solucionarlos.

Todas las noches antes de dormir debemos buscar y conectarnos con el centro de nuestra conciencia para poder enfocarnos en paz y relajación. Antes de dormir, deja de pensar en el mundo exterior y entra a tu interior.

Resfriados

Los conflictos mentales atraen congestión en el cuerpo como el resfriado. Estos conflictos son causados por la depresión del espíritu. Cuando pensamos demasiado en un problema y mantenemos este problema en nuestra mente, se nos hace casi imposible llegar a una decisión y eso hace que se forme una congestión en las fuerzas que fluyen a través de nuestro subconsciente. Esto causa que perdamos energía, deprime nuestro espíritu y nos causa un resfriado.

Debemos enfocarnos en armonía y saber que la mente subconsciente es perfecta. Cada uno de nuestros problemas puede ser resuelto por esta mente, pero debemos darle el problema, dejarlo ir y permitir que la solución llegue.

Tumores

Las semillas crecen en la oscuridad y cuando cargamos con una culpa esta culpa se vuelve una semilla que crece y se convierte en un tumor. La culpa bloquea el conocimiento de nuestro interior y distorsiona nuestra conciencia.

Debemos enfocarnos en la unidad con la mente subconsciente dejar ir nuestras culpas y dárselos a Dios o a esa inteligencia universal.

Parálisis

Las ideas de restricción o limitación se manifiestan como parálisis. Debemos entender que no hay limitación en la mente de Dios y es en este hecho en el cual debemos enfocarnos todas las noches en nuestras meditaciones antes de dormir.

Problemas de corazón

El corazón es el asiento o el lugar del propósito y cuando este propósito esta enfocado en el espíritu y no en el mundo material, nuestro corazón está enfocado en la perfección.

Los problemas del corazón surgen cuando no estamos alineados con nuestra naturaleza espiritual. Los problemas de corazón son más comunes en aquellas personas que tienen un enfoque materialista en donde su vida se vuelve la búsqueda de objetivos y placeres en el mundo físico.

Debemos enfocarnos en nuestro espíritu, en la unión con nuestro poder interior para volvernos uno con este mismo poder. El propósito del espíritu siempre va a darle energía a nuestro corazón.

Existe solo una mente, un espíritu y un poder, el cual esta presente en todo el universo y este es perfecto. Constantemente se expresa a través de nosotros, pero es nuestra visión limitada la cual causa miedo, odio, amargura y apatía, las cuales son las causas principales de todas las imperfecciones de nuestro cuerpo.

Cualquier enfermedad puede ser curada a través de la meditación y al enfocarnos en el centro de nuestra conciencia, en donde podemos sentir el amor de este poder universal.

Libro recomendado Three Magic Words

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 1