Las Tres Leyes Fundamentales Del Universo

Las Tres Leyes Fundamentales Del Universo

Pero, así como una semilla necesita luz oxígeno y agua para traer todo lo necesario para su crecimiento, la semilla del deseo necesita también el poder de la fe y de la voluntad combinado con un propósito fijo.

Los Tres Ingredientes Para Que Tu Mente Acepte Una Idea
Tu Riqueza Está Dentro De Ti
Cómo Piensan Los Ricos: Pensamiento #22

Existen leyes definitivas que gobiernan el éxito del ser humano, así como ciertas leyes definitivas y ciertos resultados como las leyes de la física. Estas leyes gobiernan todo lo que hacemos, nos guste o no nos guste.

La primera ley es la ley del promedio. Bajo esta ley, el ser humano está simplemente sujeto a tener comida o tener miseria, a tener felicidad o tener depresión. Pero esta ley aplica más que nada al reino animal y siempre en cuando el ser humano elija ser gobernado bajo esta ley, el ser humano debe estar contento con su mínima oportunidad de ser feliz o próspero y es solo cuando nos alejamos de esta ley cuando podemos elegir nuestro propio destino. La forma en la que nos separamos es al tener un gran propósito de vida, ya que, de esta forma, nos alejamos del reino animal.

Nuestro propósito en esta tierra es utilizar los regalos que hemos esto obtenido y expresar la inteligencia que está dentro de nosotros.

La segunda ley es la ley de la tendencia, la cual se basa en el hecho de que el propósito de la vida es la expansión y el crecimiento y es por eso que cualquier persona o negocio que tenga la tendencia de crecer y ayudar al ser humano a expandirse son los que más van a recibir.

Así que la primera ley nos dice que somos mucho más que un animal, que poseemos una inteligencia, la cual nos ayuda a expandirnos y la segunda ley nos dice que debemos aprender a utilizar esta inteligencia para poder progresar en nuestra vida. Así que primero es saber que tienes este poder y después utilizar ese poder para tu crecimiento personal y el de las personas que te rodean.

Y la tercera ley es la ley de la atracción. Cuando plantas una semilla, esa semilla va a atraer todo lo necesario para su crecimiento. Cualquier semilla que plantes en tu mente a través de pensamientos va a traer a sí misma todo lo que necesite para la manifestación de ese pensamiento, ya sea bueno o malo.

Pero, así como una semilla necesita luz oxígeno y agua para traer todo lo necesario para su crecimiento, la semilla del deseo necesita también el poder de la fe y de la voluntad combinado con un propósito fijo.

Así que ahora vemos la primera ley es la semilla, el deseo. La segunda ley es plantar la semilla y la tercera ley es el cultivo de esta semilla.

¿Y entonces cómo aplican esas tres leyes en nuestra vida?

No importa que sea lo que más deseas, ya sea éxito, dinero, fama, honor, amor, felicidad, salud o fuerza. Todos estos deseos pueden ser manifestados a través de ti. Nuestro trabajo es distribuir los regalos que hemos obtenido de esta inteligencia, ya sean servicios o habilidades y ofrecerlos al mundo.

¿Pero como puedes saber cuáles son esos regalos que has obtenido?

Si analizas tus ambiciones y tus deseos te darás cuenta de que son mensajes de tu mente subconsciente y no estamos hablando de deseos egoístas para la gratificación de la vanidad de una persona, sino de grandes ambiciones.

Estas ambiciones son la voz de esta inteligencia hablando a través de ti con la urgencia de expresarse a través de ti.

Libro recomendado- Riches Within Your Reach

 

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 1