Los 20 Minutos De Oro

Los 20 Minutos De Oro

Cada día, tenemos dos ventanas de 10 minutos en las cuales podemos crear nuestro día y nuestra realidad. Los primeros 10 minutos del día y los últimos 10 minutos, son los minutos más importantes de tu día ya que en estos periodos, es cuando puedes poner tu mente y cuerpo en un estado positivo y de receptividad, en donde puedes invitar las condiciones que deseas ver en tu cuerpo, tu salud, tus negocios, tu mundo externo a través del uso de afirmaciones y palabras positivas, especialmente haciendo declaraciones que utilicen el “yo soy”, las dos palabras más poderosas que hay. Nuestros días están condicionados en estos periodos de 10 minutos. Por eso es tan importante empezar el día meditando, afirmando o haciendo una oración antes de hacer cualquier otra actividad porque si no es lo primero que haces en el día, le das oportunidad al pensamiento antiguo, al que se enfoca en estrés y en pendientes, en que tomen el control de tu mente en vez de decirle a tu mente en que se va a enfocar ese día.

Usa Esta Técnica Cuando Te Estés Preocupando Demasiado
Equivalentes Mentales
La Receta Ideal Para Tu Cerebro

Cada día, tenemos dos ventanas de 10 minutos en las cuales podemos crear nuestro día y nuestra realidad.

Cada vez nos damos más cuenta de la importancia de nuestros pensamientos y nuestras emociones y de lo esencial que es aprender a controlar la mente.

Cuando concentramos nuestra mente durante largos periodo de tiempo en las cosas que nos preocupan o que nos dan miedo, estamos invitando problemas físicos a nuestra salud y a nuestro mundo externo. Por lo general, no tenemos que esperar ni un minuto para ver las consecuencias de este tipo de pensamiento, ya que podemos sentir inmediatamente tensión en nuestros pulmones y estomago, falta de respiración o un incremento en la rapidez del latido de nuestro corazón.

¿Pero que podemos hacer al respecto cuando esto pasa? Se nos dice que pensar positivo es la clave, pero a veces esto no es tan fácil como parece. Debemos desarrollar técnicas y ejercicios mentales que nos ayuden, algo que sirva como una fuerza invisible que fluya en nuestra mente en el día y en la noche.

Los primeros 10 minutos del día y los últimos 10 minutos, son los minutos más importantes de tu día ya que en estos periodos, es cuando puedes poner tu mente y cuerpo en un estado positivo y de receptividad, en donde puedes invitar las condiciones que deseas ver en tu cuerpo, tu salud, tus negocios, tu mundo externo a través del uso de afirmaciones y palabras positivas, especialmente haciendo declaraciones que utilicen el “yo soy”, las dos palabras más poderosas que hay.

Esta técnica funcionará según sea tu disciplina, convicción y habilidad de sentir la verdad de la afirmación al decirla y muchas veces, la vida te va a arrojar problemas o situaciones que van a retar esas afirmaciones, aquí es donde esos minutos en la mañana y en la noche son de gran ayuda porque es en estos periodos cuando puedes crear el estado de conciencia que te ayude a solucionar esos problemas u obstáculos.

Nuestros días están condicionados en estos periodos de 10 minutos. Por eso es tan importante empezar el día meditando, afirmando o haciendo una oración antes de hacer cualquier otra actividad porque si no es lo primero que haces en el día, le das oportunidad al pensamiento antiguo, al que se enfoca en estrés y en pendientes, en que tomen el control de tu mente en vez de decirle a tu mente en que se va a enfocar ese día.

Y de misma forma, en vez de irte a dormir viendo la televisión o irte a dormir enojado o estresado, es importante que tus últimos minutos del día sean aprovechados para crear relajación en tu cuerpo y afirmar lo que quieres ver en tu vida.

Es importante aclarar que esto es mucho más que pensar positivo, es utilizar el poder de la mente subconsciente para crear una realidad basándose en esas afirmaciones, las cuales, si las repites todos los días, después de un tiempo serán creencias en tu subconsciente y se reflejarán en tu mundo externo.

Puede ser que, al principio, te cueste trabajo esta técnica y te quedes dormido fácilmente, pero con practica, comenzarás a notar como en estos periodos del día, es más fácil centrar tu conciencia en tu interior, unirte a tu Dios interno y concentrar tu mente y tu corazón en algo que quieras o puede ser algo tan simple como concentrarte en esos minutos en la emoción de la gratitud.

Esta técnica no está limitada a solo algunos ejercicios, tu puedes adaptar esta técnica a lo que mejor te haga sentir y que cree la actitud positiva que debes tener para comenzar el día. Intenta esta técnica por 30 días y te aseguro que verás resultados en tu actitud, tu paz emocional y mental, tu optimismo y tus condiciones externas.

Estás en unión con tu conciencia, con tu mente subconsciente, con tu inteligencia interior, todo el tiempo, lo único que hace que parezca que estés alejado son los pensamientos de preocupación y ansiedad. Cuando eliminas estos pensamientos, estarás en contacto directo con el Dios que está dentro de ti.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0