de Los 5 Factores De Una Buena Meditación – Mente y Exito

Los 5 Factores De Una Buena Meditación

Los 5 Factores De Una Buena Meditación

Cuando nuestra atención es balanceada, nuestra mente se vuelve la fuente de nuestro bienestar y satisfacción.

¿Qué Tan Importante Son Las Emociones Para Manifestar?
¿De Dónde Vienen Las Cosas Que Necesitamos?
Usa Tu Mente Para Crear Dinero

Según Buda, hay cinco factores que definen una práctica efectiva de meditación. Cuando existen estos cinco factores durante una meditación, significa que hemos llegado a un estado mental claro, inteligente, enfocado y con una conciencia estable.

Los cinco factores son:

Pensamiento Aplicado

Pensamiento Sostenido

Bienestar

Alegría

Atención enfocada

Y relacionados a estos cinco factores existen también cinco obstáculos para una meditación efectiva, los cuales son:

Letargo

Escepticismo

Malicia

Culpa

Ansiedad

 

Los cinco factores que definen una buena meditación son los factores que necesitamos para superar esos cinco obstáculos.

El primero, pensamiento aplicado, se basa en una atención voluntaria de la mente en un objeto. Esta actividad mental es como golpear una campana con un martillo ya que supera el obstáculo de letargo.

Simplemente al dirigir nuestra mente hacia un objeto y estar conscientes y alertas al mismo tiempo, nuestra atención causa que ese letargo desaparezca.

El segundo factor, pensamiento sostenido, se basa en una atención mental continua. No se basa en pensamiento compulsivo sino en una atención enfocada. Esto es como los efectos de la campana después que ha sido golpeada con un martillo.

El pensamiento sostenido supera el escepticismo, la mente que duda y que no es capaz de tranquilizarse.

Una mente que es influenciada por el escepticismo, va a impedir que logremos cualquier actividad u objetivo, ya sea empezar un negocio, estudiar o estar presentes con la gente que nos rodea.

El tercer factor es bienestar y este emerge como resultado de una mente balanceada. No se trata de estar feliz por “algo”, sino, es el resultado de una mente libre de desajustes emocionales.

Esta emoción de bienestar supera el obstáculo de la malicia. La malicia no solo molesta nuestra mente, sino que puede destruir tu propia vida.

Observa cuando tu mente se concentre en pensamientos de enojo y odio. La malicia y el bienestar son mutuamente exclusivos. Para que uno esté presente, el otro tiene que desaparecer.

El cuarto facto es el de felicidad o alegría. Cuando empezamos a progresar en nuestras meditaciones, empezamos a sentir una sensación de felicidad en nuestra mente y cuerpo. Esta felicidad es el resultado de simplemente estar alerta y nuestra mente está estable y con vida.

La alegría es sinónimo de una mente sana y balanceada.

La ansiedad, cansancio y frustración son síntomas de una mente afligida.

Este factor supera a la culpa. Culpa de estar atados a algo en anticipación que eso a lo que estamos atados no nos vaya a traer felicidad. Pero si la felicidad ya está presente, entonces no hay nada a que atar nuestra felicidad.

El último factor es el de atención enfocada. Es aquí cuando nuestra mente esta relajada y estable y libre de excitación. Esta atención enfocada supera la ansiedad, lo cual nos hace sentir como si nos falta algo en nuestra vida o nos sentimos incompletos.

Cuando nuestra atención es balanceada, nuestra mente se vuelve la fuente de nuestro bienestar y satisfacción.

Libro recomendado: Genuine Happiness

 

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0