Los Dos Factores Más Importantes Para Manifestar

Los Dos Factores Más Importantes Para Manifestar

Debes llegar a un estado mental en donde no solo tienes la creencia que tu deseo lo manifestar á s de forma material, pero también SABER y es solo cuando sabes, cuando comienzas a recibir la expresión física de tu imagen mental. Tu deseo es el motor que te impulsa hacia la dirección de tu sueño y la expectativa es la fuerza que atrae e impulsa al sueño hacia tu dirección.

Todo Tiene Su Precio
El Poder De La Suposición
Los Efectos Del Pensamiento En La Salud

Los dos factores que determinan la velocidad con la cual manifestamos algo que queremos son el deseo y la expectativa.

Debes saber que si no combinas el poder del deseo con la expectativa de que vas a recibir, vas a estar continuamente frustrado y decepcionado por no recibir lo que quieres y creer que esto de la mente o de la ley de la atracción no funciona.

Piensa por un momento en aquellas veces que si obtuviste algo que quieras. Seguro recordarás que no solo tenias el deseo, sino también tenias la expectativa de recibir o tener eso.

En su libro “The Science of Getting Rich”, el autor Wallace Wattles nos da una excelente definición del deseo, “el deseo es el esfuerzo de una posibilidad que no ha sido expresada buscando expresión a través de tu acción.”

En otras palabras, tu deseo u objetivo que quieres ver materializado, solo puede convertirse en un deseo una ves que ha sido plantado en la mente subconsciente, la cual es la inteligencia creativa universal. Pero una vez que este deseo ha sido plantado, es tu actitud de expectativa lo cual protege que esa semilla de ese deseo no sea remplazada por una de miedo o duda.

Debes llegar a un estado mental en donde no solo tienes la creencia que tu deseo lo manifestar á s de forma material, pero también SABER y es solo cuando sabes, cuando comienzas a recibir la expresión física de tu imagen mental.

Tu deseo es el motor que te impulsa hacia la dirección de tu sueño y la expectativa es la fuerza que atrae e impulsa al sueño hacia tu dirección.

Practica jugar con una imagen mental en donde tu vas caminando hacia tu deseo y tu deseo va caminando a ti, pero lo más importante es saber que tu deseo no va a caminar hacia ti si tu no comienzas a caminar hacia el.

Nadie sabe cuanto tiempo va a pasar para que un deseo se manifieste, así que nunca te vuelvas impaciente. Solo sabemos que debe pasar un cierto lapso para que una semilla crezca y en el caso de los deseos, lo que más influye es la intensidad del deseo y el nivel de expectativa o aceptación.

Recuerda que tu mente subconsciente no puede cambiar o alterar la imagen que le des. Esto significa que tus pensamientos, lo cual son lo único que puedes controlar, se deben mantener anclados en la verdad y esta verdad se vuelve tu expectativa y como esa es tu expectativa, eso es lo que atraes y eso es lo que recibes.

Todo es posible para nuestro espíritu, ya que, en su estado original, el espíritu es una sustancia creativa invisible cuyo propósito es la expansión y crecimiento. Pero nuestro espíritu solo puede reproducir, expandir y expresarse de acurdo al instrumento o canal por el cual se expresa.

Ya que el espíritu fluye a través de nosotros, entonces nosotros somos este instrumento. Las imágenes mentales que tengamos limitan o liberan el flujo de este poder dentro de nosotros. Si en tu mente la única imagen es la de pobreza y escasez, entonces esa es la imagen que el espíritu representa y expresa en tu vida.

Nuestro espíritu opera bajo una ley y la causa es la ley de la atracción, mientras que el efecto es la ley del crecimiento. Así que siempre visualízate como un instrumento sin limites por el cual tu espíritu puede fluir. Si logras hacer esto, te darás cuenta que es fácil tener la expectativa de recibir y manifestar todos tus deseos porque la duda es la limitación u obstáculo más grande para nuestro espíritu.

Libro recomendado- You Were Born Rich

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 2