El Magnetismo Personal y La Atmósfera Mental

El Magnetismo Personal y La Atmósfera Mental

Todas las personas tienen su propia atmosfera mental, al igual que todos los lugares. Esta atmosfera mental que todos tenemos es el resultado de la suma de nuestros pensamientos, así como la atmosfera mental de un lugar es la suma de los pensamientos de todas las personas que están o han estado en ese lugar. ¿Cuantas veces te ha pasado que vas a un cierto lugar y sientes una mala vibra y automáticamente te quieres ir de ahí? ¿O cuantas veces has estado en un lugar con personas magnéticas que su energía hace que te sientas mejor? Este es el resultado siempre de una atmosfera mental. La atmosfera mental de un hogar nunca debe incluir preocupaciones o problemas del mundo externo. En el hogar, todos los problemas y toda la contaminación del mundo externo deben ser olvidados y debemos tratar de crear una energía de paz y amor para que nuestro hogar siempre sea nuestro refugio. Así como cada persona o lugar tiene su propia atmosfera mental, también las ciudades y países tienen su propia atmosfera mental. Algunas ciudades vibran con vida y acción mientras que otras parecen estar muertas, algunas están llenas de espíritu y cultura mientras que otras tienen el espíritu del comercio.

Habla Con La Presencia Que Está Dentro De Ti
La Solución Para La Preocupación
El Poder De La Suposición

El magnetismo personal se crea al entrenar a la mente en enfocarse en amor y en el lado bueno de las personas y nunca en el odio. El escritor Ralph Waldo Emerson dijo que si quieres tener un amigo, primero debes ser un amigo.

La persona que quiera tener abundancia de amigos debe primero convertir su estado de ser y su actitud en una de amistad. Todos los seres humanos tienen la capacidad de volverse magnéticos, ya que la atracción es una cualidad mental y puede ser activada conscientemente a través del pensamiento correcto.

Todas las personas tienen su propia atmosfera mental, al igual que todos los lugares. Esta atmosfera mental que todos tenemos es el resultado de la suma de nuestros pensamientos, así como la atmosfera mental de un lugar es la suma de los pensamientos de todas las personas que están o han estado en ese lugar.

¿Cuantas veces te ha pasado que vas a un cierto lugar y sientes una mala vibra y automáticamente te quieres ir de ahí? ¿O cuantas veces has estado en un lugar con personas magnéticas que su energía hace que te sientas mejor? Este es el resultado siempre de una atmosfera mental.

Esta es una de las razones por la cual tenemos tanto afecto a nuestro hogar, ya que después de un día de estrés en el trabajo o en la escuela, sabemos que nuestro hogar tiene una atmosfera mental donde nos sentimos protegidos.

La atmosfera mental de un hogar nunca debe incluir preocupaciones o problemas del mundo externo. En el hogar, todos los problemas y toda la contaminación del mundo externo deben ser olvidados y debemos tratar de crear una energía de paz y amor para que nuestro hogar siempre sea nuestro refugio.

Muchas veces, emociones de celos, envidia o desconfianza entre miembros de una familia crean una atmosfera mental en donde es casi imposible vivir, pero esto se puede cambiar al cambiar los pensamientos de las personas que construyen esa atmosfera mental.

Los lugares más increíbles en la naturaleza comprueban esto, ya que es en estos lugares donde siempre sentimos paz y libertad, ya que estos lugares están libres de la conciencia de sobrevivencia del ser humano, la cual es la conciencia que domina todas las ciudades.

Así como cada persona o lugar tiene su propia atmosfera mental, también las ciudades y países tienen su propia atmosfera mental. Algunas ciudades vibran con vida y acción mientras que otras parecen estar muertas, algunas están llenas de espíritu y cultura mientras que otras tienen el espíritu del comercio.

Este es el resultado de la suma de las mentalidades de las personas que viven en cada ciudad.

Es así cómo te puedes dar cuenta de cómo cada uno, a través de la suma de sus pensamientos, está creando un aura o una atmosfera que los rodea, la cual determina su tipo de magnetismo.

Para incrementar tu magnetismo personal y crear una atmósfera mental que te haga sentir bien a ti y a los que te rodean, recuerda enfocar tus pensamientos en amor, en paz, en lo positivo y nunca enfocarte en el lado malo de las personas ni en la emoción mas destructiva de todas, el odio.

 

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 1