Materia ¿Sueño o Realidad?

Materia ¿Sueño o Realidad?

Somos como estaciones de radio recibiendo una estación. Cada momento de nuestra vida recibimos miles de impresiones. Podemos sintonizarnos a una estación de alegría o a una de depresión, a una de éxito o a una de fracaso, a una de optimismo o a una de miedo. Podemos elegir el tipo de impresiones que queremos recibir para recibir los pensamientos y emociones que nos permiten crean la realidad que deseamos vivir.

¿Qué Debemos Hacer Para Tener Pensamientos Creativos?
Imagina Que Ya Eres La Persona Que Quieres Ser
Descubre Las Dimensiones Profundas De La Consciencia

Hasta hace poco, los átomos del universo se suponían que eran la teoría final acerca de la materia.

Los seres humanos, al igual que todo el mundo material que nos rodea, estamos compuestos de una cantidad infinita de átomos o partículas de materia, los cuales son tan chicos que es imposible que puedan ser vistos o medidos de manera individual.

Pero ahora, estos átomos han sido analizados a profundidad y la física nos dice que no es que sean indestructibles como antes se pensaba, sino más bien son botones positivos y negativos de una fuerza o energía y se llaman protones y electrones, los cuales no tienen densidad y tampoco son algo sólido, Son vórtices que existen en el espacio del universo y dispersan energía, la cual es dinámica y llena de vida.

Y es con esta misma energía con la que la silla en la que estas sentado está formada, al igual que tu casa, tu cuerpo y todo el mundo que te rodea. Todo es energía.

Así que todo en este universo está compuesto por dos tipos de materia. Uno es electricidad negativa, el electrón y el otro es electricidad positiva, el protón. De estos protones y electrones es de donde todos los otros elementos químicos se componen. El hierro, el plomo, el oxígeno, el oro y todos los otros elementos se diferencian por el número y organización de esto protones y electrones. La materia del universo es simplemente electricidad.

Ahora no es tan difícil entender el poder de la mente para controlar energía, lo cual nos hace los verdaderos creadores de nuestra realidad.

Tu mundo es básicamente algo que tú has creado. Y de esta misma forma, tú puedes añadirle esta energía y obtener cualquier cosa que desees.

Nuestra realidad es creada por nuestra percepción y esto lo podemos observar cuando vemos un paisaje y para nosotros es una gran imagen mientras que para otra persona la imagen solo representa montañas y árboles. O tocas una superficie y para alguien es una superficie dura mientras que para ti es una superficie suave.

La noción que formamos de cualquier objeto en este mundo depende de la parte de nuestro cerebro que esté conectada con el nervio que recibe la impresión de ese objeto.

Podemos ver el Sol y no escucharlo porque los únicos nervios del cerebro que están afinados para vibrar en armonía con las ondas emitidas por el Sol son nervios conectados a la parte del cerebro que procesa el sentido de la vista.

El tipo de impresiones que recibimos del mundo que nos rodea, las imágenes mentales que formamos y nuestro medio ambiente, dependen de como procesa nuestra menta toda esta información.

Somos como estaciones de radio recibiendo una estación. Cada momento de nuestra vida recibimos miles de impresiones. Podemos sintonizarnos a una estación de alegría o a una de depresión, a una de éxito o a una de fracaso, a una de optimismo o a una de miedo. Podemos elegir el tipo de impresiones que queremos recibir para recibir los pensamientos y emociones que nos permiten crean la realidad que deseamos vivir.

Es nuestra elección. Tenemos dentro de nosotros una fuerza ilimitada e infinita y si aprendemos a usarla, podemos crear una realidad única.

Nuestra existencia es la creación de nuestra propia mente.

Entre más tengamos en mente las buenas cosas que deseamos vivir, más encontraremos esas cosas y experiencias apareciendo en nuestra vida.

Así como las fuerzas más poderosas de la naturaleza son las fuerzas invisibles como la luz, el aire o la electricidad, la fuerza más poderosa del ser humano también es invisible, el pensamiento. Y así como la electricidad puede ser usada para iluminar o para matar, la fuerza del pensamiento puede ser utilizada para crear o destruir tu destino.

Libro Recomendado: The Secret Of The Ages

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0