No Hay Fracasos

No Hay Fracasos

Si piensas que has fracasado en algo, debes saber que no hay tal cosa como el fracaso en este universo. Debes borrar por completo de tu mente la idea del fracaso. Si piensas que el año pasado fracasaste o que la ultima vez que intentaste fracasaste, entonces es muy posible que el siguiente año fracases y que la siguiente vez que intentes vuelvas a fracasar, al menos que este pensamiento de fracaso sea borrado de la mente. Muchas enseñanzas espirituales se basan en el concepto de nos resistirse a algo y eso es cierto, ya que solo al no reconocer algo, al no resistirse a algo, es como podemos evitar una condición que no queremos. Esto es como la ley de causa y efecto, ya que aquello que sigamos reconociendo y resistiéndonos, seguirá fijo en nuestra realidad. Al afirmar la perfección que tenemos dentro, estaremos creando un patrón de perfección en nuestra mente que se reflejará en nuestra vida, pero nuestros pensamientos nos trataran de retar y cuando estemos afirmando esta perfección, muchas veces encontraremos que nuestro ego nos quiere decir que estamos equivocados. Es aquí donde debes poner atención a tu mente, observar el pensamiento y rehusarte a aceptarlo. Siempre que afirmes algo, debes afirmar sabiendo que tus palabras tienen inteligencia y lo que sea que digas con convicción, carga energía que manifiesta lo que sea que representen esas palabras.

Vivir En El Presente Es El Secreto
La Técnica Para Cambiar La Emoción De Las Memorias Dolorosas
¿Tienes Suficiente Energía Para Usar El Poder De Tu Mente?

Si piensas que has fracasado en algo, debes saber que no hay tal cosa como el fracaso en este universo. Debes borrar por completo de tu mente la idea del fracaso. Si piensas que el año pasado fracasaste o que la ultima vez que intentaste fracasaste, entonces es muy posible que el siguiente año fracases y que la siguiente vez que intentes vuelvas a fracasar, al menos que este pensamiento de fracaso sea borrado de la mente.

Muchas enseñanzas espirituales se basan en el concepto de nos resistirse a algo y eso es cierto, ya que solo al no reconocer algo, al no resistirse a algo, es como podemos evitar una condición que no queremos. Esto es como la ley de causa y efecto, ya que aquello que sigamos reconociendo y resistiéndonos, seguirá fijo en nuestra realidad.

Aquí es donde puede entrar la confusión y alguien puede decir, “claro que existen los fracasos”. Desde un punto de vista de la personalidad, talvez si, pero debemos ir mas allá de la personalidad limitada y afirmar que nuestro espíritu, lo que somos realmente, jamás fracasa.

Al afirmar la perfección que tenemos dentro, estaremos creando un patrón de perfección en nuestra mente que se reflejará en nuestra vida, pero nuestros pensamientos nos trataran de retar y cuando estemos afirmando esta perfección, muchas veces encontraremos que nuestro ego nos quiere decir que estamos equivocados. Es aquí donde debes poner atención a tu mente, observar el pensamiento y rehusarte a aceptarlo.

Siempre que afirmes algo, debes afirmar sabiendo que tus palabras tienen inteligencia y lo que sea que digas con convicción, carga energía que manifiesta lo que sea que representen esas palabras.

En este universo, lo único que se mueve es la mente. Dios, la presencia universal, crea a través del acto de convertirse en las cosas que crea. Esto es lo que nosotros debemos hacer, ya que el pensamiento se convierte en lo que hayamos pensado. El pensamiento y su manifestación son uno.

Lo que eres, es el resultado del estado subconsciente de tus pensamientos. Mantén tus pensamientos en el lado afirmativo y nada detendrá tu manifestación.

Usa la siguiente afirmación para manifestar oportunidades y olvidar la idea del fracaso,

“Mis oportunidades son ilimitadas. Dentro de mi, hay una inteligencia que se expresa y todos mis asuntos están en sus manos. Yo permito que todos mis asuntos sean dirigidos por esta inteligencia y yo coopero con ella. Mis posibilidades son ilimitadas. El espíritu fluye a través de mi y me inspira. Tengo habilidad y talento y esta inteligencia me conecta con todas las personas que necesiten mis habilidades y mi talento. Mi pensamiento, el cual es la llave para la vida, abre todas las puertas que necesite que se abran.”

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0