Nuestra Atmosfera Mental

Nuestra Atmosfera Mental

Los pensamientos de una persona están escritos en su cara, en la tensión de sus cejas, en la expresión de sus ojos, en la presión de sus labios, en la postura de su cabeza y de su cuerpo y en su carácter.

Transforma Tu Cuerpo Usando Tu Mente Subconsciente
Elige Bien Tus Pensamientos
Las Palabras Que Pueden Transformar Tu Vida

Es un hecho que todos los seres humanos estamos rodeados de una atmosfera poderosa de pensamientos. Estamos acostumbrados a creer que los pensamientos son invisibles, pero, aun así, vemos los efectos visibles de ellos todos los días.

Los pensamientos de una persona están escritos en su cara, en la tensión de sus cejas, en la expresión de sus ojos, en la presión de sus labios, en la postura de su cabeza y de su cuerpo y en su carácter.

Cuando entra una persona a una habitación, puedes ver qué tipo de pensamientos piensa esa persona y no solo eso, sino que puedes llegar también a sentir la atmósfera de los pensamientos de esa persona, ya sean positivos o negativos.

Las atmósferas de pensamientos de otras personas hacen contacto con nosotros directamente y nuestros pensamientos hacen contacto con las personas que nos rodean. Es así como nos sentimos atraídos hacia alguien o como sentimos repulsión por alguien.

Cuando esta atmosfera de pensamientos es negativa, nuestro patrón de pensamiento parece negarnos todos nuestros deseos y objetivos. Estas son las falsas creencias en nuestra mente subconsciente que nos mantienen alejados de la abundancia ilimitada de la vida.

Esta mente subconsciente, mente universal o Dios, no nos niega absolutamente nada. Siempre obtenemos aquellos que pidamos. No existe la escasez, ni la limitación, ni el fracaso al menos que nosotros lo creamos en nuestra mente.

No existen las limitaciones para esta mente. No existe la escasez en la mente universal. Lo que desees, se te dará, pero necesitas afirmar con fe y desde tu mente vivirlo.

La lección más grande que podemos aprender es pensar solamente lo que queremos pensar ya que al pensar en limitación, maldad o escasez, destruimos nuestra vida al manifestar esos mismos pensamientos en nuestra realidad.

Cada pensamiento negativo que aceptemos nos da lo opuesto a lo que deseamos.

La frustración, la enfermedad, el fracaso, la desesperación, son el resultado de desear cosas buenas, pero pensar negativamente; es imposible cosechar algo positivo si la semilla es negativa.

Se nos dice que busquemos el reino del cielo en nosotros mismos y todo lo demás se nos dará.

Este reino no es un lugar lejano ni otra dimensión, es nuestra conciencia. Es aquel lugar de calma y serenidad dentro de nuestra alma donde nuestro “yo” se vuelve el creador. Es el lugar en donde nos convertimos en el observador y donde lo que hacemos es elegir y aceptar un pensamiento y aquello que elijamos y aceptemos es lo que se manifiesta en este mundo físico.

Libro recomendado: Three Magic Words

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 1