de Nuestros Pensamientos Son Como Un Bumerang – Mente y Exito

Nuestros Pensamientos Son Como Un Bumerang

Nuestros Pensamientos Son Como Un Bumerang

Tu situación de vida siempre es equivalente a la vibración de tu energía.

El Poder Mágico De La Intención
Esta Es La Emoción Que Crea
Usa Tu Corazón Para Tomar Decisiones

La mente de la mayoría de las personas no para de hablar. Si esta platica o voz interna no es controlada, entonces pensamientos negativos empiezan a dominar la conciencia.

Como seres humanos, pensamos más en las cosas a las cuales les tenemos miedo o que nos molestan.

Por nuestro propio bien, debemos aprender a controlar nuestros pensamientos y formar el habito de conscientemente controlar nuestra mente. Cuando tu mente no tiene nada que hacer, como cuando vas caminando o paseando a tu perro o haciendo cualquier otra actividad que no requiera mucha concentración, asegúrate que le estés programando pensamientos positivos a tu mente. En ningún momento de estos pienses en las cosas que no has podido lograr o que piensas que no puedes lograr. Piensa en lo que quieres lograr y lo lograras.

Por ejemplo, si no te gusta la casa en donde vives actualmente quizás dices algo como “odio esta casa, sería tan feliz viviendo en otra casa”. Con este tipo de pensamientos, es casi imposible que recibas la oportunidad de mudarte a una nueva casa.

En este ejemplo, estas penando en algo que no quieres y como consecuencia, estas radiando energía que está en sincronía con tu presente actual, es decir, tu pensamiento está vibrando en la misma frecuencia que la frecuencia de la energía de la casa que odias y no de la casa de tus sueños. Así que hasta que cambies tu vibración, seguirás manifestando el mismo potencial en donde vives en esa casa que odias. Cambiar tu vibración no es tan difícil como crees.

Lo primero que debes hacer es aceptar tu situación actual y eliminar cualquier emoción o sentimiento de resentimiento o de odio. Aun si odias tu casa, debes buscar alguna razón por la cual sentirte agradecido de que tan siquiera tienes una casa donde vivir. Es cuando sentimos gratitud por nuestra situación en el presente que empezamos a radiar energía mas positiva, lo cual nos ayuda a mejorar nuestras circunstancias.

El siguiente paso es empezar a pensar en la casa que te gustaría tener. Crea un mapa de visualización y recorta fotografías del tipo de casa que te gustaría tener y empieza a vivir los pensamientos de lo que quieres tener. Recuerda que siempre nos convertimos o atraemos a nuestra vida aquellas cosas que estén relacionadas al tipo de pensamientos que más pensamos. Nuestros pensamientos regresan siempre como un bumerang.

Algo importante que debemos recordar es que no es suficiente solamente asegurarnos no absorber energía negativa, sino también asegurarnos que nosotros no estemos enviando o emitiendo energía negativa.

Cuando enviamos energía negativa, ya sea a través de nuestras palabras o acciones, estamos transmitiendo una energía negativa que corresponde a potenciales negativos en donde vivimos situaciones que nos molestan, nos decepcionan o están llenos de mala suerte.

La próxima vez que te des cuenta que reaccionaste de forma negativa a algo, observa como algo malo va a proceder de eso.

Tu situación de vida siempre es equivalente a la vibración de tu energía.

Si absorbes energía negativa vas a sufrir decepciones y mala suerte y si emites o transmites energía negativa, esta va a regresar a tu vida como un bumerang y te causara más decepciones y mala suerte.

Libro recomendado: Reality Transurfing

 

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0