Permite Que La Ley Del Ajuste Resuelva Tus Problemas

Permite Que La Ley Del Ajuste Resuelva Tus Problemas

Muchas veces la gente reza y trata de comunicarse con un Dios externo al cual le puedan contar todo lo que está mal en su vida para que este Dios los venga a rescatar, pero debemos tener claro que la oración no se hace para que este Dios o presencia nos escuche, más bien, es para que nosotros nos podamos sintonizar a esta presencia. Cuando vemos a esta presencia como un poder que podemos utilizar, nuestra parte es creer, soltar y permitir que esta actividad dinámica establezca orden en todas las condiciones de nuestra vida. Cuando nos encontramos con obstáculos o retrasos, debemos saber que muchas veces una puerta cerrada es la indicación de esta ley del ajuste que nos está guiando a otra puerta donde recibiremos algo mejor. Esto no significa que no debamos tener deseos definitivos, significa que nuestro deseo es limitado a comparación de las pasividades que esta presencia puede manifestar en nuestra vida. La ley del ajuste está siempre buscando resolver y transformar cada problema, cada conflicto, cada escasez y cada enfermedad. La perdida accidental puede transformarse en la bendición más grande, un problema puede revelar fuerza, una escasez puede transformar una creencia para crear abundancia.

Nuestros Centros de Energía y El Corazón
Tu Conciencia Afecta Tu Realidad Todos Los Días
La Muerte Puede Ser Un Proceso de Calma

En cualquier punto de nuestra vida, a veces parece como si hay una abundancia de retos y dificultades, pero existe una ley universal que se puede usar para resolver conflictos, sanar enfermedades y crear paz. Esta ley es la ley del ajuste.

Es la inteligencia de Dios o la presencia interior la cual nos guía para poder resolver cualquier obstáculo.

¿Te puedes dar cuenta de que tan diferente seria tu vida si realmente aceptaras que hay una actividad o presencia dentro de ti, que trabaja para ti, que te sana y te bendice con abundancia? Si aceptarás esta verdad totalmente, tu actitud mental cambiaria y también tu expectativa de lo que esperas recibir en la vida. También, esto transformaría el concepto que tienes acerca de la importancia de la oración.

Muchas veces la gente reza y trata de comunicarse con un Dios externo al cual le puedan contar todo lo que está mal en su vida para que este Dios los venga a rescatar, pero debemos tener claro que la oración no se hace para que este Dios o presencia nos escuche, más bien, es para que nosotros nos podamos sintonizar a esta presencia.

Cuando vemos a esta presencia como un poder que podemos utilizar, nuestra parte es creer, soltar y permitir que esta actividad dinámica establezca orden en todas las condiciones de nuestra vida.

Cuando nos encontramos con obstáculos o retrasos, debemos saber que muchas veces una puerta cerrada es la indicación de esta ley del ajuste que nos está guiando a otra puerta donde recibiremos algo mejor. Esto no significa que no debamos tener deseos definitivos, significa que nuestro deseo es limitado a comparación de las pasividades que esta presencia puede manifestar en nuestra vida.

Es normal que cuando algo malo nos pase o encontramos obstáculos, nos preguntemos “¿porque a mi?”. Mucha gente tiene la creencia de cuando algo así pasa es porque un Dios externo está probando nuestra fe, pero esto no es así.

La pregunta “¿porque me paso esto?” es una pregunta que busca descubrir una causa, así que estamos lidiando con la ley de causa y efecto. No existen limites en la mente de Dios, así que debemos concluir que quienes pusimos un limite fuimos nosotros a través de pensamientos negativos o emociones de miedo o duda, pero gracias a la ley del ajuste, siempre podemos salir de estos problemas para recibir más bendiciones de las que creíamos.

Puede ser que pasaste por una gran crisis, pero gracias a la ley del ajuste y la actividad de Dios que tienes dentro, no solo recibiste la ayuda que necesitabas, sino que también fuiste guiado a una situación mucho mejor de la que pensabas.

Así que la ley del ajuste está siempre buscando resolver y transformar cada problema, cada conflicto, cada escasez y cada enfermedad. La perdida accidental puede transformarse en la bendición más grande, un problema puede revelar fuerza, una escasez puede transformar una creencia para crear abundancia.

No importa cual sea el problema o la necesidad, debes soltar y permitir que esta presencia haga su trabajo. Lo mejor de todo es que no tienes que hacer algo para que esta presencia se ponga a trabajar. La actividad de esta inteligencia es instantánea y constante.

Sin embargo, debemos tener claro que este proceso es simple pero no es fácil y no es fácil porque se requiere disciplina mental y fe inamovible. A través de nuestra fe y nuestros pensamientos, debemos sintonizarnos con esta presencia y esta es la función de las afirmaciones, elevar nuestra conciencia para sentir y saber que la respuesta o la solución ya la tenemos en el momento presente.

La solución se vuelve real en el momento en que la aceptamos como algo existente en el presente, porque una afirmación no convierte algo en verdadero, solo afirma algo que ya existe dentro de ti.

 

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0