¿Cómo Podemos Mejorar Nuestra Calidad De Vida?

¿Cómo Podemos Mejorar Nuestra Calidad De Vida?

Para mejorar nuestra vida debemos mejorar la calidad de nuestra experiencia.

La Clave Para Una Buena Vida
Nuestros Pensamientos Nos Definen
Cómo Piensan Los Ricos: Pensamiento #2

Hay dos estrategias que podemos adoptar para mejorar la calidad de nuestra vida.

La primera es intentar hacer que nuestras condiciones externas estén en armonía con nuestros objetivos. La segunda manera es cambiar como procesamos las condiciones externas para hacer que sean mas compatibles con nuestros objetivos.

Por ejemplo, sentirse seguro es un componente importante de la felicidad. La emoción de seguridad la podemos adquirir al comprar un arma, instalar puertas de seguridad en nuestra casa, mudarnos a un vecindario mas seguro, etc. Todas estas soluciones se enfocan en hacer que las condiciones externas estén en armonía con nuestros objetivos.

El otro método con el cual podemos adquirir la misma emoción de seguridad se basa en modificar nuestro significado de seguridad. Si no tenemos una expectativa de seguridad perfecta, entonces reconocemos que hay ciertos riesgos inevitables y de esta manera logramos disfrutar vivir en un mundo que no es tan predecible y la amenaza de la inseguridad no tendrá una gran oportunidad para echar a perder nuestra felicidad.

Pero ninguna de estas estrategias es efectiva cuando la usamos sola. Cambiar condiciones externas puede parecer que funcione al principio, pero si no tenemos control de nuestra conciencia, los viejos miedos van a regresar y van a revivir nuestras ansiedades previas.

Hoy en día podemos ver salas de psiquiatras llenas de gente rica y “exitosa” que a sus 40 años de edad, se dan cuenta de que a pesar de todo lo que han acumulado materialmente, no son felices. Aun así, mucha gente sigue esperando que al cambiar las condiciones externas de su vida, su vida va a mejorar. Si tan solo ganaran mas dinero, si tan solo tuvieran un físico mas atractivo, si tan solo la gente los comprendiera, entonces serian felices. Y aun cuando reconocemos que el éxito material no asegura la felicidad, seguimos poniéndonos objetivos o metas materiales, con la esperanza de que mejoren nuestra vida.

El dinero, el estatus y el poder se han vuelto en nuestra cultura símbolos de felicidad. Cuando vemos a alguien famoso o rico, asumimos que tienen una vida perfecta y entonces asumimos que si tan solo pudiéramos tener algo de lo que ellos tienen, seriamos mucho mas felices.

Y si logramos ser mas ricos o poderosos, creemos que nuestra vida va a mejorar.

Pero los símbolos nos pueden engañar. Tienen la tendencia a distraernos de la realidad que se supone que deben representar. Y la realidad es que la calidad de vida no depende directamente de lo que otros piensen de nosotros o de nuestras posesiones materiales. Mas bien, nuestra calidad de vida depende de como nos sintamos acerca de nosotros y de lo que nos pasa.

Para mejorar nuestra vida debemos mejorar la calidad de nuestra experiencia.

Esto no significa que el dinero, la salud física o la fama sean irrelevantes a la felicidad. Estas cosas pueden ser bendiciones, pero solo si nos ayudan a sentirnos mejor. Si no, solo se convierten en obstáculos para obtener una mejor vida.

Así que en vez de preocuparnos en como hacer un millón de dólares o como tener muchos amigos o como tener poder de influencia, parece ser que es de mayor beneficio encontrar la forma en hacer que cada día de nuestra existencia sea mas satisfactorio y de esta manera lograr el éxito que no puede ser logrado si nos enfocamos en objetivos simbólicos.

Libro Recomendado: Flow

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0