¿Qué Tan Fuerte Es Tu Fe?

¿Qué Tan Fuerte Es Tu Fe?

La fe que se requiere para crear prosperidad es expectativa. No recibimos porque queremos y no recibimos por aquello por lo que rezamos, aun cuando decimos que tenemos fe; recibimos lo que esperamos recibir.

Enfócate En Crear y En Servir
Todo Comienza Con Lo Que Te Dices A Ti Mismo
¿Es Necesario Envejecer?

“Todo es posible para aquel que tiene fe”. Esta es una gran promesa, pero, ¿qué significa creer? ¿Qué significa tener fe?

La fe tiene diferentes significados para todos. La fe es un poder mental, el cual es la base para la creación de la prosperidad, pero debemos entender cómo funciona el proceso de la fe para poder usarlo en nuestra vida.

Recuerda que Dios no es una persona sentada en un trono en el cielo al cual debemos rogarle por su ayuda. Dios es nuestro poder interior que nos da vida todos los días. No hay forma de crear abundancia y prosperidad en tu vida si sigues creyendo que Dios vive en el cielo. Debes volverte consciente de su presencia en tu interior.

Jesucristo dijo que puedes lograr y obtener lo que tú quieras, siempre y cuando lo creas o tengas fe.  Esto realmente se refiere a ser uno con este poder creativo todo el tiempo. Jesucristo y este poder eran uno y eso le permitió hacer todos los milagros. Cuando tú y este poder interior se vuelven uno, las manifestaciones son instantáneas.

Así que esto sugiere una buena definición para la palabra fe: conciencia centrada en la fuente universal.

La religión ha condicionado a mucha gente a creer que la fe es lo que hace que Dios trabaje para nosotros, pero la fe no hace que Dios trabaje, la fe, simplemente activa o desactiva el poder universal que está dentro de ti, todo el tiempo.

La fe no es un proceso de creer en algo, más bien, es un acto positivo de activar algo dentro de ti. Este poder ya existe dentro de ti.

Decir que tienes fe en algo es sugerir que estas suplicando. No debes creer en algo, sino creer desde algo. Esta presencia esta dentro de ti y esta presencia es tu ser. Tu fe es una actividad que surge desde esta presencia y es una actitud que se vuelve real al volverte uno con este flujo creativo.

Cuando rezas por prosperidad, tu fe no es algo que mágicamente va a crear bolsas de oro en frente de ti. Tu fe ya ha sido involucrada en tu condición presente. Puede ser que hayas creído en escasez y has creado la escasez en tu experiencia. Si te vuelves uno o más sincronizando con esta sustancia universal, esta sustancia fluye en tu experiencia de vida expresando abundancia de varias formas: incremento en salario, un mayor retorno de inversión, ideas para un negocio, ventas más grandes, clientes más frecuentes, etc.

La abundancia es una realidad que siempre está presente. Recuerda que todo es conciencia y hay abundancia justo donde estas en este momento.

La mayoría de las personas usan solo una minúscula parte de su poder interior. No puede haber progreso en tu prosperidad hasta que sepas, realmente sepas, que eres un ser espiritual viviendo en un universo sin límites y que has sido bendecido con todo el flujo energético del universo.

Desarrollar una conciencia de prosperidad se logra al darte cuenta de tu naturaleza, de que eres un ser ilimitado con toda la energía del universo y esto incremente el flujo de esta presencia dentro de ti. La prosperidad no se obtiene de algo externo, siempre, viene de tu interior.

Quedarás impresionado con las grandes cosas que pasan en tu vida cuando comienzas a desarrollar una imagen positiva de ti mismo y al centrar tu fe en el poder interior que está dentro de ti.

La fe que se requiere para crear prosperidad es expectativa. No recibimos porque queremos y no recibimos por aquello por lo que rezamos, aun cuando decimos que tenemos fe; recibimos lo que esperamos recibir.

Es muy común escuchar a alguien, después de haber rezado o pedido algo y recibir solo algo modesto decir algo como “no me sorprende, es lo que esperaba.” Esta es la forma en que demuestra su nivel de fe.

Es importante sabe que este poder creativo esta trabajando en ti todo el tiempo, no solo cuando dices que tienes fe. La mente es una actividad que esta constantemente trabajando dentro de ti, no solo cuando haces afirmaciones o cuando estas rezando.

Mucha gente cree que, al rezar, están despertando a Dios cuando en realidad, son ellos los que están dormidos y no se dan cuenta del potencial de Dios que está dentro de ellos, el cual siempre está presente.

Antes de que tengas un deseo, es Dios en ti quien está teniendo ese deseo. Antes de que tengas una urgencia de hacer algo o comenzar un proyecto, hay un espíritu dentro de ti que te está diciendo “hazlo, ve a esa dirección.”

Si hay una necesidad en tu vida, hay también una respuesta y la necesidad esta mostrándote que hay una respuesta en camino. Así que la fe es algo sencillo, es aceptar el proceso creativo. Es simplemente como encender la luz en un cuarto oscuro.

Tener fe es simple, pero no es fácil. Se necesita tener disciplina de mantener tu conciencia centrada en esta presencia todo el tiempo.

Puedes crecer, puedes mejorar, puedes volverte rico y abundante y puedes ser exitoso, si tienes fe. Cuando aceptas y le dices “si” a este poder creativo dentro de ti, comienzas a desarrollar actitudes positivas como “si puedo”, lo cual, activa tu poder y habilidad para poder. Cuando crees que puedes, el “como” se desarrolla solo.

Por otro lado, la falta de fe es un poder negativo que apaga nuestro potencial. Si tenemos duda, nuestra mente atraerá todas las razones para validar nuestra duda.

Libro recomendado: Spiritual Economics

 

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0