de ¿Quieres Curar Tu Cuerpo? – Mente y Exito

¿Quieres Curar Tu Cuerpo?

¿Quieres Curar Tu Cuerpo?

Si queremos sanar nuestro cuerpo, debemos primero sanar nuestra mente, con amor, reconociendo que nuestra ser verdadero es perfecto.

¿Quién Es Dios?
Crea Nuevas Oportunidades En Tu Vida
Recuerda Estos Principios Para Que Perdonar Sea Más Fácil

Jesucristo fue la primera persona que aprendió a curar con el poder de su mente porque entendió que el cuerpo y la mente son uno y entendió que el cuerpo era un resultado visible de una causa invisible.

Era tan alta y tan desarrollada su conciencia que percibió la perfección espiritual de donde todo y todos venimos y se dio cuenta que las enfermedades podían ser curadas al revelar la perfección que existe dentro de todos nosotros.

Cuando alguna persona enferma, ya fuera un ciego o un minusválido se acercaba a él, el sabía que existía algún dolor emocional en la mente subconsciente de esa persona, lo cual se había manifestado como una condición física. Jesucristo sabía que él y la persona enferma compartían la misma mente de Dios, la mente subconsciente y era tan fuerte su unión con esta mente que era capaz de provocar curaciones instantáneas al eliminar la emoción o creencia negativa de la persona.

Cuando Jesucristo eliminaba los pecados de otras personas, no estaba eliminando algún acto que un Dios externo un día iba a juzgar, más bien, estaba eliminando esas creencias falsas que existen en la mente subconsciente, los cuales son los verdaderos pecados que crean enfermedades y limitación. Al perdonar estos pecados, estaba reconociendo la perfección que está en nuestro interior.

No hay tal cosa como un cuerpo imperfecto, ya que el cuerpo es siempre una manifestación perfecta de una idea. Solo existen ideas imperfectas.

Algunas ideas son imperfectas porque contienen errores, dualidad u oposición y la única forma de cambiarlas es al aceptar la idea de cambiar.

Una persona que cree que las cosas físicas son la causa y no el efecto es incapaz de sanarse a sí mismo hasta que cambie esa creencia y reconozca que lo físico es siempre el efecto y no la causa.

Si una persona sufre de dolores corporales, por ejemplo, y tiene la falsa creencia de que lo físico es la causa, entonces pasara todo el día reconociendo el hecho de que le duele el cuerpo, haciendo que su cuerpo cree aún más condiciones de dolor. Esta persona no es capaz de ver que sufre de estas condiciones porque les está dando poder a través de su pensamiento.

La inteligencia que existe dentro de nosotros se convierte en cualquier cosa que le proyectemos.

Esta inteligencia puede hacer que un cuerpo se vuelva sano si la proyectamos la idea de salud y puede hacer que un cuerpo se enferme si le proyectamos la idea de limitación, odio y amargura.

Un cuerpo sano es el resultado de una mente sana y un cuerpo enfermo es el resultado de una mente bloqueada y triste.

Si queremos sanar nuestro cuerpo, debemos primero sanar nuestra mente, con amor, reconociendo que nuestra ser verdadero es perfecto.

Libro recomendado: Three Magic Words

 

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0