¿Sabes Qué Es Lo Que Quieres?

¿Sabes Qué Es Lo Que Quieres?

La ambición es el resultado de no estar satisfechos. Este es el inicio con el cual empiezas a soñar y a imaginar, lo cual debe ser seguido por actos de confianza, fe y valentía para poder cruzar el puente entre el presente y el sueño.

El Universo Puede Ayudarte
El Poder Mágico De La Intención
El Estrés y Las Consecuencias de Vivir en Modo de Sobrevivencia

El mundo es para las personas que saben adonde van.

Si el ser humano tiene un objetivo, un deseo o una visión de su futuro, es muy probable que lo logre a diferencia de alguien que solo va con la corriente, sin saber exactamente adonde quiere ir.

El ser humano, sin un objetivo, no llega muy lejos. Si no sabes adonde quieres ir, difícilmente llegaras lejos.

La persona que sabe lo que quiere y que puede ver que es lo que tiene que hacer a continuación para ir de donde esta a donde quiere ir y aquel que no se satisface fácilmente muy rápido es la persona que lograra objetivos grandes.

¿Cómo podemos saber que queremos?

Las ambiciones que han tenido los grandes personajes de la historia fueron ambiciones que surgieron después de que aprendieron de sus propias experiencias o errores, lo que los hizo nunca estar satisfechos con sus condiciones presentes.

La ambición se basa en no estar satisfechos. Un hombre no puede tener algún deseo al menos que no este satisfecho con lo que tiene. Pero es aquí en donde encontramos diferencias entres personas; entre una persona grande y una persona débil. La persona débil se sienta, espera, se queja y culpa a otros por sus problemas. El hombre grande sabe que el cambio empieza con el mismo y con su forma de pensar.

Miles de personas nunca llegan a nada porque están satisfechos con lo que tienen. Estas personas están cómodas en un trabajo y están satisfechos con recibir el mismo salario por el resto de su vida y hacer el mismo trabajo hasta el día que mueran y aun así piensan que han logrado cosas y que merecen las mejores cosas de la vida.

El descontento es doloroso y para poder evadir lo mas mínimo de este descontento, mucha gente se conforma con simplemente estar en un lugar donde se sientan seguros y no tengan ni una responsabilidad ni una preocupación.

Otra forma en la que la gente evade el descontento es culpando a otros por sus problemas o sus circunstancias. Es inútil quejarse y decir que cosas exteriores no están limitando. El descontento nos debería hacer ver que la culpa la tenemos nosotros y que para mejorar, debemos cambiar alguna aspecto de nuestra personalidad.

Las personas mas grandes no tienen miedo de admitir que tienen errores. No son personas que buscan los cumplidos de otros para sentirse contentos. En vez de buscar admiración, las personas grandes se han visto críticamente a si mismos y han comparado sus circunstancias presentes con las que les gustaría tener.

Debes tener una visión de la persona que quieres ser en vez de estar satisfecho con lo que ya eres.

El primer paso para llegar a algún lado es decidir que no te vas a quedar donde estas. No estar contento o satisfecho es lo que te permite tomar esta primer decisión.

Por otro lado, no hay punto en moverse al menos que tengamos una dirección a la cual nos queramos dirigir, así que debemos decidir adonde queremos ir. ¿Pero cómo se logra esto?

Si estas no estas satisfecho con tu vida, observa a tu alrededor y empezaras a encontrar algunas posibilidades. Al principio, estas posibilidades son solo visiones, producto de tu imaginación. Pero para desarrollar la ambición, la imaginación es la facultad que debes aprender a usar.

Vale la pena tener sueños muy ambiciosos, aun cuando no se hagan realidad, ya que al imaginar estos sueños empiezas a aprender a ver posibilidades que otras personas no ven.

La ambición es el resultado de no estar satisfechos. Este es el inicio con el cual empiezas a soñar y a imaginar, lo cual debe ser seguido por actos de confianza, fe y valentía para poder cruzar el puente entre el presente y el sueño.

Algunas personas no se dan cuenta que el camino por el que van esta bloqueado y se sorprenden cuando se dan cuenta de que no están progresando, cuando en realidad debieron darse cuenta de que no habría un nuevo futuro al menos que lograran hacer una transformación personal.

Si estas satisfecho con lo que tienes, no tendrás el deseo de mejorar tu vida y tampoco tendrás visiones de un mejor futuro. Por otro lado, no solo debes conformarte con tener esa visión o esa imaginación. El valor de una visión esta en el hecho de que ofrece un contraste entre las cosas como son y como podrían ser.

Estas satisfecho con tus logros imaginarios puede dañar tu progreso. La contemplación de ideas debe ser acompañada por un deseo de cambiar el presente por un futuro que este en harmonía con tus ambiciones.

El hombre sabio cruza el puente al establecer un camino que lo lleva de donde esta a donde quiere estar, estableciendo metas inmediatas y poniendo su atención y enfoque a objetivos específicos que pueden ser logrados en poco tiempo. Cuando logra ese objetivo, vuelve a imaginar el siguiente objetivo y empieza otra vez el proceso.

El objetivo final debe ser tan grande y debe estar tan lejos que apenas pueda ser visto.

La vida es como escalar una montaña. Primero debes querer subir hasta la cima o nunca estarás en la cima. Pero no puedes llegar a la cima simplemente deseándolo o simplemente observando la cima. Debes hacer algo al respecto.

Debes estar atento a tu camino y ya que tu objetivo es la cima, es normal que a veces lo pierdas de vista. Así que debes estar atento a lo que esta inmediatamente en frente de ti; esquivar una piedra, cruzar un rio, evitar caerte en el precipicio, etc. El objetivo principal es tu compas, pero debes empezar a escalar.

Es importante saber adonde vamos, es importante saber también en donde estamos en relación a nuestro objetivo pero lo mas importante es tener un plan que nos ayude a progresar. La rapidez del progreso no es lo que mas importa, sino, preguntarnos si estamos haciendo lo que debemos hacer para obtener el progreso que buscamos.

Puede ser que tengas que intentar varios trabajos o profesiones antes de descubrir el camino que quieres tomar. Puede ser que tengas que renunciar a tu trabajo actual o retroceder unos pasos, pero estos cambios deben ser hechos inteligentemente y como el resultado de la experiencia.

Así que recuerda que las ambiciones son el resultado de no estar satisfechos y esto es una señal que quieres algo mejor en tu vida. Pon atención a esta señal ya que es el camino que te lleva a un mejor futuro. No te quejes o culpas a otras personas, entiende que el cambio debe ser interno.

Para finalizar, es importante aclarar que es importante estar agradecidos con lo que tenemos, pero no satisfechos porque siempre podemos mejorar nuestras condiciones de vida y al mejorar nuestra vida, también elevamos la vida de los que nos rodean.

 Tener un objetivo, una visión, fe, gratitud por lo que tenemos y por lo que viene y tomar acción es lo que nos permite cruzar el puente entre nuestro presente y nuestro futuro que tenemos en nuestra mente.

Libro Recomendado: Making The Most Of Your Life

 

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0