¿Cómo Se Forma Un Hábito En El Cerebro?

¿Cómo Se Forma Un Hábito En El Cerebro?

El cerebro es capaz de millones de cosas y es tiempo de que empecemos a darnos cuenta de la increíble herramienta que tenemos a nuestra disposición. Esta es una herramienta que nos puede ayudar a cambiar y a adaptarnos a ese cambio, a aprender, y nos puede convertir en mejores personas.

Llendo Más Allá Del Pensamiento
¿Qué Es Lo Que Nos Impide Llegar A Un Estado De Iluminación?
¿De Dónde Viene El Miedo?

Se ha calculado que hay mas posibles conexiones en el cerebro del ser humano que átomos en todo el universo.

Aun en un cerebro pequeño, lo que puede hacer este órgano es increíble.

Los modelos tradicionales comparan al cerebro con un panel de control de una supercomputadora. Pero esto hace que nos imaginemos al cerebro como una máquina, cuando en realidad, el cerebro es algo que está vivo, es plástico, flexible, capaz de aprender y de entender nuestras demandas.

Aunque la ciencia todavía está lejos de comprender completamente todas las funciones del cerebro, hay muchas cosas que si sabemos. Sabemos que el cerebro tiene la estructura más completa del planeta. Sabemos que dirige y regula todas las actividades del cuerpo humano.

El cerebro es capaz de millones de cosas y es tiempo de que empecemos a darnos cuenta de la increíble herramienta que tenemos a nuestra disposición. Esta es una herramienta que nos puede ayudar a cambiar y a adaptarnos a ese cambio, a aprender, y nos puede convertir en mejores personas.

También, el cerebro es una herramienta que nos puede llevar a un nivel más alto de existencia, en donde podemos encontrar significado de nuestra propia vida y el mundo en el que vivimos.

NEURONAS Y REDES NEURONALES

 El cerebro se compone de aproximadamente 100 billones de pequeñas células llamadas neuronas. Cada neurona tiene entre 100 y 10,000 sinapsis, las cuales son lugares en donde una neurona se conecta con otra. Estas conexiones de neuronas forman redes neuronales. Por ejemplo, cada red neuronal representa un pensamiento, una memoria, una habilidad, etc.

Todos tenemos nuestra propia colección de experiencias y habilidades, representadas como redes neuronales en nuestro cerebro. Ya sea que hayamos crecidos como hijos únicos o con muchos hermanos, si fuimos a la universidad o no, nuestras creencias religiosas, nuestra cultura, el amor que recibimos o no recibimos en nuestra infancia, todo esto forman las redes neuronales en nuestro cerebro.

Una regla fundamental de la neurociencia es que las células nerviosas que se disparan juntas, se unen. Si haces algo una vez, varias neuronas se van a juntar y van a formar una red neuronal, pero si lo dejas de hacer, esa red no se quedara grabada en tu cerebro. Pero cuando haces algo una y otra vez, esas células forman una conexión más fuerte y cada vez se hace más fácil que esa red neuronal se active.

Es así como los hábitos se forman y entre más unidas estén esas neuronas, más difícil es cambiar un habito. Es como si caminaras una y otra vez por el campo y finalmente, un camino queda marcado en la tierra. Lo mismo pasa en tu cerebro. Esto puede ser una ventaja en el caso de aprendizaje o de afirmaciones positivas, pero también puede ser algo destructivo en el caso de hábitos y adicciones negativas.

Por suerte, también existe la regla opuesta. Las células que dejan de dispararse juntas, dejan de estar conectadas.

Cada vez que nos volvemos los suficientemente conscientes como para observar nuestros pensamientos o emociones negativas, poco a poco podemos debilitar esta conexión hasta que dejan de estar unidas completamente.

Este es el punto de la meditación y de las afirmaciones; poco a poco crean las conexiones que queremos que nuestro cerebro active, para que este cambio se refleje en nuestros actos y en nuestra realidad.

Libro recomendado: What The Bleep Do We Know?!

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0