¿Que Señal Estás Enviando?

¿Que Señal Estás Enviando?

Nuestro cerebro es como un radio que recibe señales de diferentes estaciones y si tu mente no está bajo control, si tu mente no está sintonizada con lo infinito, comenzarás a recibir señales de las estaciones más negativas.

El Estrés y Las Consecuencias de Vivir en Modo de Sobrevivencia
¿Tienes Entusiasmo Por Tu Trabajo?
Cómo Piensan Los Ricos: Pensamiento #15

¿Alguna vez te has puesto a pensar cuanto tiempo pasas en elegir que harás, que actividad vas a intentar, adonde iras? Todos los días es un día de decisión, ya sea en nuestro negocio, en nuestra casa, en la sociedad, siempre necesitamos decidir algo. Por eso es tan importante tener fe en nosotros mismos y en la inteligencia que existe dentro de nosotros.

Pero muchas veces nos quejamos de nuestras circunstancias y creemos que hay una fuerza externa que nos está manipulando, pero en realidad, el hecho es que hacemos las cosas que elegimos hacer y aun cuando elegimos tomar un camino que realmente no es el que queríamos, muchas veces tomamos ese camino porque es el camino más fácil.

Pregúntate si realmente estás tomando control activo de tus pensamientos. ¿Estás imaginando en tu mente las cosas como te gustaría verlas? ¿Estás pensando pensamientos sanos, felices y de éxito?

La diferencia entre una persona exitosa y una persona que no es exitosa no es tanto entrenamiento o suerte, es solo actitud.

La persona exitosa ve una oportunidad y la aprovecha, sin pensar que existe la posibilidad de que no logre su objetivo. Esa persona exitosa solo ve la oportunidad, visualiza que puede hacer con ella y esa inteligencia que está dentro de él lo guía para lograr ese objetivo.

La persona que no es exitosa ve la misma oportunidad, desea poder aprovecharla, pero tiene miedo de que su habilidad o su falta de dinero no lo permita lograrlo.

Todos podemos recordar alguna oportunidad en nuestra vida que se nos presentó y no la tomamos y a veces recordamos esa oportunidad con arrepentimiento, pero eso ya no tiene por qué volverte a pasar una vez que te des cuenta que tu futuro está totalmente bajo tu control. No se trata de suerte o fortuna.

Existe una mente universal y esa mente lo único que contiene es positividad y de esta mente viene todo nuestro suministro. Esta mente contiene una infinidad de ideas y esas ideas son lo que producen riqueza, salud, poder y felicidad.

Lo que debes hacer es imaginar vívidamente lo que deseas y esta mente universal te empezará a dar las ideas que te llevarán a ese deseo. Solo mantén en tu mente lo que quieres ver en tu realidad y tu futuro estará bajo tu control.

Nuestro cerebro es como un radio que recibe señales de diferentes estaciones y si tu mente no está bajo control, si tu mente no está sintonizada con lo infinito, comenzarás a recibir señales de las estaciones más negativas.

Una persona que tiene pensamientos de prosperidad envía esos pensamientos a esta mente universal y alguien que tenga esa misma conciencia, recibirá esos pensamientos de prosperidad. Es por eso tan importante cambiar tu conciencia, ya que es literalmente posible recibir ideas y pensamientos de gente millonaria, gente feliz o gente que está donde tú quieres estar.

Es igual de fácil pensar en abundancia que pensar en pobreza. Si tenemos pensamientos de pobreza, nos convertimos en la estación transmisora que envía y recibe ese tipo de pensamientos, nuestra conciencia se vuelve una de limitación y escasez. Nos convertimos en lo que pensamos.

Si necesitas dinero, comienza a pensar y sentir abundancia y la vibración de esos pensamientos llegarán a la estación de otra persona que tenga ese mismo tipo de conciencia y de forma que nadie puede explicar, atraerás a esa persona o a esa oportunidad.

La mente universal no tiene favoritos. No hay un ser humano con más poder que otro, simplemente hay personas que han expandido su mente, que han activado esta mente subconsciente y que han tomado control de su mente para solo ver lo que quieren ver.

Libro recomendado: The Secret Of The Ages

 

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0