Sigue Este Consejo Si Quieres Tener Mucho Dinero

Sigue Este Consejo Si Quieres Tener Mucho Dinero

El éxito no es el resultado de hacer dinero, hacer dinero es el resultado del éxito y el éxito se logra cuando creamos algo o hacemos algo que mejore la vida de otros. Así que la prioridad no debe ser “hacer mucho dinero”, sino, “crear, construir y servir”.

¿Tienes Entusiasmo Por Tu Trabajo?
Dar y Recibir
Tu Actitud Determina Tu Fortuna

El éxito es algo que está en la mente de la mayoría de las personas hoy en día; la realidad es que muy pocas de estas personas están realmente enfocadas en el éxito, pero sin duda alguna, el éxito es algo que casi todos desean.

Pero el error más grande es pensar que para ser exitoso, debemos hacer mucho dinero. En realidad, nuestro enfoque, si es que queremos lograr el éxito en donde el resultado es la casa de tus sueños, los autos más lujosos y viajes por todo el mundo, entonces debemos enfocarnos en crear servicio y en resolver problemas para otros.

El éxito no es el resultado de hacer dinero, hacer dinero es el resultado del éxito y el éxito se logra cuando creamos algo o hacemos algo que mejore la vida de otros. Así que la prioridad no debe ser “hacer mucho dinero”, sino, “crear, construir y servir”. Estos son los comandos del universo, los cuales, si los seguimos, no habrá límites para la prosperidad y abundancia que podamos acumular.

Si tu objetivo principal es hacer dinero, sin importar la forma, sin duda alguna, harás dinero, pero ya que nos has creado ningún tipo de servicio que mejore la vida de otros, será imposible que estés infinitamente rodeado de prosperidad, ya que tu enfoque es el de recibir en vez de el de dar.

La abundancia y la prosperidad son condiciones espirituales, positivas y algo que todo ser humano debería hacer parte de tu vida, pero la búsqueda o la persecución del dinero es lo que degrada al espíritu.

Permite que el dinero sea lo que mida el nivel y la cantidad de tu servicio. Permite que tus pensamientos siempre se enfoquen en cómo puedes ayudar, cómo puedes crear algo para mejorar la vida de los demás y la gratitud de estas personas llegará a tu vida en la forma de dinero, mucho dinero.

Constantemente piensa en formas de como mejorar y expandir tu servicio, sin importar el dinero ya que este es siempre el resultado de la calidad del servicio y de esta forma te darás cuenta que estas en un mar de abundancia, el cual se genera en tu interior.

La prosperidad se basa en la ley del intercambio mutuo y la pobreza también. Si contribuyes a la pobreza de alguien, tu ser también se vuelve pobre y si contribuyes en la prosperidad de alguien más, tú mismo te vuelves prospero.

Si deseamos mucho dinero es porque deseamos servir a muchas personas. Nuestro éxito se mide en la calidad y cantidad de nuestro servicio y el dinero es solo una herramienta para medir nuestro servicio.

Muchos criminales y políticos se han hecho ricos a través de la violencia y la corrupción, pero cualquier prosperidad que haya sido cread a través de mentiras, será una prosperidad falsa que, en poco tiempo, va a desaparecer. La prosperidad que dura es la que se logra a través de los negocios que ofrecen un gran servicio.

Esta abundancia no tiene límites, ya que tu mente subconsciente jamás dejará de generar ideas para innovar, crear y mejorar un servicio o producto.

Nadie puede hacerse rico sin hacer rico a otros también y de esta misma forma, es imposible ofrecer un gran servicio sin ser recompensado de alguna forma. Igualmente, una persona que no ofrece ningún tipo de servicio es imposible que evite las condiciones de pobreza y escasez.

El dinero jamás debe ser el objetivo final, solo representa un servicio.

Deshazte de la idea de aprovecharte de otros ya que todos somos un medio por el cual pasa una corriente eléctrica y no podemos recibir más corriente de la cual transmitimos y siempre recibimos lo que enviamos. Hay veces que parece que solo damos y damos sin recibir, pero la ley del intercambio mutuo es una ley universal y tarde o temprano, el flujo siempre se balancea.

¿Así que como podemos servir?

La respuesta es creando y nunca compitiendo.

Cuando competimos, no estamos haciendo ningún bien ni para nosotros ni para alguien más. Solos servimos cuando creamos nuevos empleos, nuevos mercados, nuevos productos, nuevos métodos. Lo mejor de esto es que todas estas ideas vienen de una fuente que no tiene fin.

Somos seres que creamos todo el tiempo a través de nuestros pensamientos y estamos unidos al poder creativo de Dios. Debajo de nuestro nivel de conciencia existe un universo infinito de conocimiento y de ideas que podemos utilizar para crear servicio.

TODOS tenemos este mismo poder a nuestra disposición. Este poder interior es la esencia de nuestro ser.

Libro recomendado: Three Magic Words

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0