Tener La Intención Te Lleva A Tu Objetivo

Tener La Intención Te Lleva A Tu Objetivo

La intención es lo que transforma un deseo en un objetivo que puedes obtener o hacer realidad. Sin una intención, los deseos nunca se hacen realidad.

¿Cómo Rezar Por Otra Persona?
Los Dos Factores Más Importantes Para Manifestar
La Transmisión De Pensamiento

Una vez que hemos elegido un objetivo que queremos lograr o algo que queremos manifestar, debemos después tener la intención de hacer realidad ese objetivo. La intención es lo que transforma un deseo en un objetivo que puedes obtener o hacer realidad.

Sin una intención, los deseos nunca se hacen realidad. Un objetivo es diferente a un sueño de la misma forma que la intención es diferente al deseo. Cuando tenemos la intención, el sueño o el deseo se vuelve un objetivo especifico. Solamente la intención, la voluntad de hacer algo realidad y de tomar acción es lo que hace realidad un sueño.

Digamos que ya has definido un objetivo claro y tienes la voluntad para hacerlo realidad. Tienes tanta voluntad que hasta te sientes impaciente de hacerlo realidad. Es aquí cuando debes soltar y esto significa reducir la importancia que le estas dando al objetivo y soltar cualquier atadura que tengas hacia el, para que lo único que quede sea la intención. Lo único que queda, entonces, es actuar dentro del contexto de la intención, es decir, hacer todo lo que te toca sin tratar de forzar el resultado o de predecir como se va a hacer realidad.

Lo único que puede arruinar nuestro progreso hacia un objetivo es tratar de hacer más de lo que te toca, cargarnos de responsabilidad, esforzarnos demasiado o no ser flexibles.

Esto parece que va en contra de lo que la sociedad trata de imponernos, de trabajar todo el día y esforzarte todo el tiempo para lograr un objetivo, pero cuando has elegido un objetivo y tienes la intención, no es necesario el esfuerzo excesivo ni es necesario forzar nada.

La mente se ha acostumbrado a luchar y a tener que superar obstáculos y aun así, es la mente consciente, el ego, quien crea todos nuestros problemas al darle demasiada importancia a las cosas. Seguro te ha pasado que algo que querías por fin se hizo realidad cuando te dejo de importar. Nuestra vida ideal puede contener mínimos obstáculos y aprendemos a relajarnos.

Nada ni nadie puede detenerte siempre y cuando mantengas el nivel de importancia a un nivel mínimo y solo fluyas. Esto significa tener la intención, mantenerte enfocado, pero fluir y permitir.

Cuando tenemos pensamientos opresivos o emociones negativas cuando nos ponemos un objetivo es porque hemos hecho un camino muy angosto hacia la realización del deseo. Por ejemplo, cuando nos ponemos objetivos enfocados al dinero, muchas veces construimos un camino muy angosto al tratar de predecir como y cuando va a llegar el dinero, cuanto tardará, que tal si no funciona, etc. Con ese estado mental no estás listo para recibir el dinero o el objetivo.

Por ultimo, la escena o imagen final que debemos visualizar es una imagen que indique la manifestación o realización del objetivo. Esta visualización y tener la intención de poner un pie delante del otro y caminar de forma flexible hacia un objetivo, es lo único que nos toca hacer cuando vamos detrás de un deseo.

Libro recomendado- Reality Transurfing

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0