Tres Cosas Que Nunca Debes Decir

Tres Cosas Que Nunca Debes Decir

Las palabras que decimos importan más de lo que crees, no solo para las personas con las que interactuamos, pero también, para nuestro sistema nervioso. Nuestro lenguaje establece nuestros limites y crea nuestro destino y nuestra realidad. Cuando inconscientemente usamos palabras que nos hacen débiles, dejamos de confiar en nuestro poder interior y comenzamos a dudar demasiado de nosotros. Las palabras son muy poderosas. Nos ponen las expectativas y los limites y mandan mensajes a nuestro cerebro y a nuestro cuerpo diciéndoles de qué somos capaces y de qué no somos capaces. El lenguaje es parte de nuestro software o programación mental, así que aprender a usar palabras conscientemente nos ayuda a lograr cualquier objetivo que nos pongamos y a ir mas allá de nuestras creencias limitantes.

Forzar Un Cambio Es Contra Productivo
La Receta Ideal Para Tu Cerebro
Entre Más Das, Más Recibes

Las palabras que decimos importan más de lo que crees, no solo para las personas con las que interactuamos, pero también, para nuestro sistema nervioso.

Nuestro lenguaje establece nuestros limites y crea nuestro destino y nuestra realidad. Cuando inconscientemente usamos palabras que nos hacen débiles, dejamos de confiar en nuestro poder interior y comenzamos a dudar demasiado de nosotros.

Las palabras son muy poderosas. Nos ponen las expectativas y los limites y mandan mensajes a nuestro cerebro y a nuestro cuerpo diciéndoles de qué somos capaces y de qué no somos capaces. El lenguaje es parte de nuestro software o programación mental, así que aprender a usar palabras conscientemente nos ayuda a lograr cualquier objetivo que nos pongamos y a ir mas allá de nuestras creencias limitantes.

Tener palabras claras significa que tienes pensamientos claros y viceversa. Al comenzar a poner atención a las palabras que usas todos los días, puedes aprender a detener o a interrumpir la programación inconsciente de tu mente que te ha limitado todo este tiempo.

Hay tres palabras o frases en particular que debes eliminar permanentemente de tu vocabulario.

No Puedo- Esta es probablemente una de las frases o palabras más destructivas que pueden existir, ya que nos roba todo el poder de lograr algo y destruye el pensamiento creativo. El significado de “no puedo” es obvio para la mente consciente pero no es tan obvio para la mente subconsciente ya que es solo obvio hasta que después de tantas veces que la repites, esta mente termina aceptado “no puedo” como una verdad.

“No puedo” es una mentira. Comienza a ver estas palabras de esta forma y comenzaras a ver que puedes resolver problemas que antes no podías.

Necesito- Cuando repetidamente usas la palabra “necesito”, tu sistema primitivo, el sistema de sobrevivencia, comienza a creer que de verdad necesitas comer en este instante o te vas a morir, que necesitas taparte si esta lloviendo o te vas a enfermar, así que todo lo que digas “necesito”, termina convirtiéndose en un problema de sobrevivencia.

Realmente solo necesitamos algunas cosas como oxigeno cada minuto, agua cada cinco días, alimento (y está comprobado que puedes pasar por lo menos uno o dos meses sin comer nada antes de morir de hambre) y refugio. Todo lo demás son cosas que quieres, pero no son necesidades.

Así que comienza a ser más honesto al utilizar la palabra “necesito”.

Intentar- La palabra intentar siempre significa que hay una posibilidad de fracasar.

Si alguien te dice, “voy a intentar cuidarte” cuando estás enfermo, ¿vas a confiar en esa persona?

Si te dices a ti mismo “voy a intentar esta dieta”, “voy a intentar leer más seguido”, es muy probable que no logres nada.

Tu mente, tan pronto cuando escucha “intentar”, sabe que hay una gran posibilidad de que algo no se logre y esto, automáticamente, el cerebro lo utiliza como excusa.

Para convertirte en un mejor ser humano, debes llevar tu mente a más allá de tus limites en vez de darte excusas para fracasar.

Así que comienza a analizar las palabras que usas todos los días y como ejercicio, intenta durar una semana sin decir ninguna de estas tres frases.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0