Tu Cuerpo Es Un Imán

Tu Cuerpo Es Un Imán

Tu cuerpo también es un imán y las culturas más antiguas, especialmente las culturas del Oriente han sabido esto desde hace mucho. Tu polo norte es tu mente y tu cerebro y tu polo sur es la base de tu columna vertebral.

Los Tres Ingredientes Para Que Tu Mente Acepte Una Idea
Tus Pensamientos Están Creando Tus Problemas De Salud
¿Qué Tan Importante Son Las Emociones Para Manifestar?

Todos los imanes tienen polaridad; tienen un polo norte y un polo sur. Un polo tiene una carga positiva y el otro polo tiene una carga negativa. Esta polaridad es lo que causa que el imán tenga un campo electromagnético.

Entre más fuerte sea la polaridad entre los dos polos, mas grande se vuelve el campo electromagnético. Este campo es invisible, pero existe y puede ser medido.

La fuerza de un campo electromagnético tiene el poder de influenciar materia. Si pones pedazos de metal en una hoja de papel y pones una hoja encima de la otra hoja y después pones un imán encima de la segunda hoja, esos pedazos de metal se organizan dentro del campo electromagnético.

El campo electromagnético de un imán es lo suficientemente poderoso para tener un efecto en la realidad material, aunque la frecuencia de este campo existe más allá de tus cinco sentidos.

La Tierra es como un imán y como cualquier imán, también tiene un polo norte y polo sur, al igual que un campo electromagnético que lo rodea. Este campo es invisible, pero hay una forma increíble de saber que existe: el campo electromagnético de la Tierra defiere los fotones emitidos por el sol y durante una explosión solar, este campo convierte trillones de fotones que son enviados hacia este planeta, el resultado es ese fenómeno llamado “luces del norte”.

Tu cuerpo también es un imán y las culturas más antiguas, especialmente las culturas del Oriente han sabido esto desde hace mucho. Tu polo norte es tu mente y tu cerebro y tu polo sur es la base de tu columna vertebral.

Cuando vives bajo las hormonas del estrés, en modo de sobrevivencia, estas atrayendo constantemente energía de este campo invisible. La energía deja de fluir a través de tu cuerpo, ya que el cuerpo, cuando está en modo de sobrevivencia, esta jalando energía del campo y la está guardando en el cuerpo, especialmente, en los primeros tres centros de energía de tu cuerpo.

Si esto continúa pasando, el cuerpo ya no tendrá ninguna carga eléctrica y sin una carga eléctrica, no puede crear el campo electromagnético que lo rodea. Esto significa que el cuerpo deja de ser un imán y se vuelve como una pieza ordinaria de metal, como un imán que ha perdido su carga. Entonces el cuerpo se vuelve más materia y menos energía.

Hay varias técnicas de respiración y de meditación que ayudan a elevar la energía de los tres primeros centros a los centros de energía de la cabeza y esto nos ayuda a restaurar nuestro campo electromagnético y podemos usar esa energía para crear en vez de solo sobrevivir.

 

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0