Usa Esta Ley y Logra Tus Objetivos Sin Esforzarte Tanto

Usa Esta Ley y Logra Tus Objetivos Sin Esforzarte Tanto

El futuro debe volverse nuestro presente en nuestra mente si queremos aprender a usar esta ley. El futuro se vuelve el presente cuando lo imaginamos como algo real aquí y ahora.

¿Quieres Ser Feliz? Deja De Ver Las Noticias
Las Palabras Que Pueden Transformar Tu Vida
La Receta Ideal Para Tu Cerebro

El principio de “acción mínima” gobierna todo en la ciencia de la física, desde la transición y el movimiento de un planeta hasta el pulso de la luz.

La “acción mínima” es la energía mínima, multiplicada por el mínimo de tiempo.

Al moverte de tu estado presente de conciencia al estado de conciencia que representa tu deseo manifestado, debes usar la cantidad mínima de energía y en el menor tiempo posible. Tu viaje de un estado de conciencia a otro estado de conciencia es un viaje psicológico, así que para poder completar este viaje debes utilizar el equivalente psicológico de la “acción mínima” y este equivalente psicológico es la asunción o suposición.

El día que te des cuenta del poder de la asunción, vas a descubrir que funciona. Funciona de tal forma en donde se trata de atención y enfoque y menos esfuerzo. Con una acción mínima a través de la asunción, te acercas mucho más rápido a tu objetivo y lo logras manifestar tu deseo sin esfuerzo.

Ya que la creación está completada, aquello que deseas ya existe. No lo puedes ver actualmente porque solo puedes ver aquello que este en tu conciencia.

Recuerda que no estás cambiando al mundo, estás cambiando tu conciencia y cuando cambias tu conciencia, lo que ves en el mundo cambia. Es así como haces visible lo invisible.

La asunción o suposición de algo determina nuestra experiencia ya que tiene el poder de materializarse. Todos los eventos del mundo visible son el resultado de una asunción o una idea en el mundo invisible.

El momento presente es lo único que importa, ya que solo en el presente es cuando podemos controlar una asunción.

El futuro debe volverse nuestro presente en nuestra mente si queremos aprender a usar esta ley. El futuro se vuelve el presente cuando lo imaginamos como algo real aquí y ahora.

La mejor forma de emplear esta técnica es tomar unos minutos en la mañana y en la noche, relajar tu cuerpo por completo hasta llegar a un estado donde tu cuerpo está quieto y no está siendo afectado por las percepciones de los cinco sentidos y sentir la emoción de nuestro deseo manifestado. El objetivo es SER nuestro deseo. Convierte ese deseo en un estado de ser en el presente.

La construcción de un futuro sin tener la conciencia de ya ser o tener eso que deseas en el futuro, es la ilusión más grande del ser humano. Esta es la diferencia entre tener una fantasía y realmente saber imaginar y manifestar.

Libro recomendando- The Power Of Imagination

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0