Tus Pensamientos Pueden Curar A Otras Personas

Tus Pensamientos Pueden Curar A Otras Personas

Nuestras oraciones impactan a otros, pero también nuestras palabras y pensamientos negativos que tenemos de otras personas.

¿De Que Se Compone El Campo Quántico?
Recuerda Estos Principios Para Que Perdonar Sea Más Fácil
Cambia Tu Cuerpo Usando Tu Mente

La “ley del enredo” en la física quántica dice que la relación es la característica que define a todo en este universo, tiempo y espacio. Por la naturaleza de este enredo de las partículas atómicas, esta relación es independiente de distancia y no requiere ninguna conexión física.

Todo y todos estamos conectados y lo que hacemos, afecta a todos. Todos somos parte de esta mente de Dios, así que esta interconexión no es sorprendente.

Nuestras intenciones, nuestras oraciones y nuestras palabras tienen un poder que impactan a los demás.

Estamos tan entrelazados que nuestras intenciones ni solo alteran nuestro ADN, pero también las moléculas de ADN de otras personas.

En un experimento por la organización HeartMath, determinaron que una emoción positiva genuina, la cual es dirigida hacia alguien puede literalmente cambiar el funcionamiento del ADN de esa persona y lo mismo pasa con emociones negativas dirigidas hacia alguien más.

Otros estudios nos muestran que tan solo treinta segundos al día de sentir una emoción profunda en tu corazón puede no solo alterar tu destino, sino impactar la vida de por lo menos tres generaciones después de ti.

Estamos entrelazados en la vida de los demás y esto se refleja en la estructura de nuestro cerebro. Tenemos “neuronas espejo” que se activan cuando vemos a alguien más reír o llorar. A través de estas neuronas, literalmente activamos partes del cerebro sin tener que usar nuestros cinco sentidos para vivir esa experiencia que estamos viendo.

La empatía es una habilidad que nos permite sentir las experiencias internas de alguien más, lo cual nos permite comunicarnos de forma más autentica. Cuando sentimos empatía, varias regiones del cerebro colaboran con estas neuronas espejo. Nuestro cerebro está hecho para sentir compasión hacia a otros.

La teoría quántica le llama a esta ley del enredo “comportamiento raro”, ya que esta teoría se formó después de ver que dos partículas que están entrelazadas se comportan de la misma forma aun cuando están a miles de kilómetros de distancia.

Sabemos que Dios, o la inteligencia que está en todo el universo, opera fuera de tiempo y espacio, al igual que nuestras oraciones. Hay muchas historias de personas que rezan por alguien que está en el otro lado del mundo y funciona la oración.

Somos capaces de impactar la mente y el cerbero de otras personas.

En su libro Switch On Your Brain, la doctora Caroline Leaf menciona un estudio en donde se mostró que personas que iban a tener cirugía de corazón y que tenían algún tipo de apoyo espiritual en la forma de oración o de alguien más rezando por ellos, mostraron un índice de sobrevivencia mucho más alto que aquellas personas que no tenían ningún tipo de apoyo espiritual.

Hay más de 1200 estudios que muestran una conexión entre la oración intencional y la salud. El Dr. David Levy, un neurocirujano en California tiene el habito de rezar por sus pacientes y ha obtenido grandes resultados, ya que ve a sus pacientes como espíritu y no solo materia.

Este doctor dice “admiro la tecnología que existe hoy en día en los hospitales y aunque la tecnología puede ayudar a eliminar o reducir un dolor, no significa que la vida del paciente va a mejorar. Estoy convencido que la espiritualidad es un elemento crucial, ya que el poder o inteligencia que tenemos dentro puede hacer cosas sobrenaturales todos los días de nuestra vida”.

Estos experimentos muestran cómo podemos impactar la vida de otros a través de nuestras intenciones y oraciones.

Nuestras oraciones impactan a otros, pero también nuestras palabras y pensamientos negativos que tenemos de otras personas.

Libro recomendado: Switch On Your Brain

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0