Cómo Usar Tu Mente Para Atraer Personas

Cómo Usar Tu Mente Para Atraer Personas

No solo atraemos pensamientos que están en la misma vibración que nosotros o pensamientos que están en la misma sintonía de nuestros otros pensamientos, sino también, atraemos, a través del poder de la atracción del pensamiento, a otras personas que tengan pensamientos que están en la misma vibración o sintonía que nosotros.

Expande Tu Conciencia Para Creer Antes De Ver
La Flama Del Deseo: Esencial Para Manifestar
Haciendo Cambios Genéticos

La ley de la atracción mental, actúa de una forma parecida a la acción física de la gravedad.

Existe una energía activa que atrae entre cosas materiales y emociones y también entre pensamientos y pensamientos.

No solo atraemos pensamientos que están en la misma vibración que nosotros o pensamientos que están en la misma sintonía de nuestros otros pensamientos, sino también, atraemos, a través del poder de la atracción del pensamiento, a otras personas que tengan pensamientos que están en la misma vibración o sintonía que nosotros.

Atraemos personas que son necesarias para la ejecución de algún objetivo o para la manifestación de algún deseo, e igualmente, otra persona puede atraernos a nosotros si nosotros podemos ayudar a completar algún objetivo de esa persona.

En pocas palabras, cada persona atrae a su vida a otras personas necesarias para materializar ideas o expresar deseos, pero esto solo ocurre cuando nuestro pensamiento es lo suficientemente enfocado y cuando la otra persona está en la misma vibración que nosotros.

Las personas que comienzan a usar la ley de la atracción mental de forma consciente y que aprenden a aplicarla en la vida diaria, observan que cosas increíbles les pasan todos los días. Les llegan libros o leen un artículo de algún tema que haya estado dominando sus pensamientos. Igualmente, ocurren circunstancias que al principio parecen negativas, pero al final, esas cosas eran necesarias para la manifestación de un deseo.

Nuestras condiciones de vida y las circunstancias de nuestros días son el resultado de la operación de nuestra mente y son la manifestación en forma material de nuestras ideas mentales e imágenes y esta manifestación depende mucho del grado de nuestra fe y nuestro nivel de expectativa. Emociones como la duda o el miedo, retrasan o eliminan la manifestación de lo que queremos atraer, ya sea una idea, una persona o algo material.

Creamos nuestro mundo externo, circunstancias, eventos y la ayuda de ciertas personas gracias a nuestro poder mental, el cual opera bajo la ley de la atracción mental.

La atracción mental, como todas las formas del poder mental, es la transformación de una idea subjetiva en una realidad objetiva.

El ideal que queremos manifestar es representado por una imagen mental la cual debe ser clara, fuerte y bien definida. El deseo activa la fuerza de voluntad y la fe crea la expectativa para recibir.

Entre menos fe y expectativa para recibir haya, más grande se vuelve la duda y la falta de confianza y esto debilita la imagen mental y la intensidad del deseo, lo cual, debilita por complete su manifestación.

Sin fe, no hay expectativa, no hay un deseo fuerte y no hay fuerza voluntad, en otras palabras, la manifestación del deseo se vuelve imposible.

Cuando piensas en la ley de la atracción mental, piensa en la fe, ya que la fe es lo que inspira a esta ley.

Libro recomendado: Riches Within Your Reach!

 

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0