¿Qué Tiene Que Ver El Perdón Con Nuestro Poder Para Manifestar?

¿Qué Tiene Que Ver El Perdón Con Nuestro Poder Para Manifestar?

Si el cerebro y el corazón están en conflicto, el corazón siempre va a ganar.

Supera Los Obstáculos Que Te Impiden Perdonar
Cómo Piensan Los Ricos: Pensamiento #13
Nuestros Pensamientos Son Como Un Bumerang

Todo lo que existe en nuestra frecuencia energética nada en un océano de energía que viene de la fuente creadora del universo y todo lo que existe en el mundo material, incluyéndonos a nosotros, viene de esa misma fuente.

Nuestra mente está constantemente emitiendo a ese océano de energía nuestras creencias a cerca de como creemos que es nuestra realidad. Nuestras convicciones son imanes que se vuelven un espejo de todo lo que tenemos y no tenemos en nuestra vida. Esta atracción está ocurriendo las veinticuatro horas del día, los siete días de la semana y no solo cuando meditamos o rezamos.

Si todo lo que pasa en nuestra vida es el resultado de una relación entre nuestra energía y el campo quántico, entonces debemos estar conscientes de todas las falsas creencias que existen en nuestra mente subconsciente.

Algo también muy importante que debemos saber es que en realidad tenemos tres cerebros en nuestro cuerpo humano.

El primer cerebro es el órgano que se ubica dentro de nuestro cráneo, el cual es el órgano más poderoso de la creación del universo. El segundo cerebro se encuentra en el área del corazón y el tercer cerebro se encuentra en el área de nuestros intestinos. Entender esto explica porque muchas veces no hay armonía entre lo que pensamos y sentimos.

Estos tres centros, especialmente el centro del corazón, también se vuelve un poderoso imán para el campo quántico y puede ser que su energía sea aún más ponderosa que la del cerebro.

En promedio, nuestro cerebro tiene aproximadamente 80 billones de neuronas y es donde se crea todo el pensamiento, la visualización y la expresión verbal. Este cerebro también envía señales al corazón y controla su funcionamiento, pero hasta hace poco, científicos han descubierto que el corazón envía mas señales al cerebro que de las que recibe.

Si le preguntas a alguien en donde siente una emoción, va a decir que en el corazón. El cerebro del área del corazón es la casa de nuestras creencias y es el dominio de las emociones.

El voltaje eléctrico del centro del corazón es 60 veces más poderoso que el campo eléctrico del cerebro, y su campo magnético es aproximadamente 5,000 veces más fuerte que el campo magnético del cerebro.

Este campo puede medirse desde varios metros de distancia del cuerpo con magnetómetros. Esto nos explica porque podemos sentir la energía de personas cerca de nosotros.

Si el cerebro y el corazón están en conflicto, el corazón siempre va a ganar. No importa cuántas veces afirmes “soy abundante”, si tu corazón no lo siente, no se manifestará esa abundancia. Así que cualquier cosa que queramos manifestar del campo quántico, es imperativo que la emoción mas fuerte venga del centro del corazón.

El tercer cerebro se encuentra en el área de los intestinos. El intestino tiene aproximadamente 500 millones de células nerviosas y 100 millones de neuronas y se puede comparar con la capacidad de un cerebro de un gato o un perro pequeño. Este cerebro es donde realmente sabes que es cierto y que no es cierto. Es aquí donde vive el miedo y la sobrevivencia.

Te puedes dar cuenta que cuando expresas algún sentimiento o emoción que realmente sientes en el área del corazón, estas sintiendo esa emoción en el presente, así que, si afirmas que estas sano pero tu emoción en el presente refleja enfermedad, seguirá existiendo esa enfermad.

Estos tres cerebros que existen en nuestro cuerpo representan tres formas de inteligencia en cada ser humano.

Jesucristo realmente enseñó como cada ser humano tiene el poder para manifestar e hico énfasis en la importancia de aprender a perdonar, ya que perdonar, tener un corazón ligero es esencial para poder manifestar del campo quántico.

¿Que tiene que ver el perdón con nuestro poder para manifestar?

Si no perdonamos, tendremos esa energía negativa en nuestro corazón y también en los intestinos, ya que cuando alguien nos ofende, lo que ofende es nuestra identidad y esta identidad se localiza en el cerebro del intestino.

Entonces tener estos dos cerebros libres de odio, resentimiento o venganza, permite que los tres cerebros estén alineados y solo cuando el pensamiento y la emoción están alineadas en el momento presente es cuando la manifestación puede ocurrir.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0