Tu Vida Es Un Reflejo De Estos 3 Espejos

Tu Vida Es Un Reflejo De Estos 3 Espejos

El universo es un gran espejo y nos refleja cada aspecto de nuestra personalidad, pensamientos, creencias, actitudes y emociones, pero estos tres espejos son los que más oportunidad nos ofrecen para sanar nuestra vida.

Construye Tu Propio Cuarto De Tranquilidad
No Seas Como Estas Personas
Cómo Piensan Los Ricos: Pensamiento #18

El universo es un espejo que refleja en nuestra vida todas nuestras creencias. A través de nuestras relaciones con otras personas, obtenemos ejemplos claros de estas creencias. A veces, estos espejos son obvios y otras veces nos sorprenden.

El campo quántico nos da una superficie que simplemente refleja en nuestra vida cualquier pensamiento y emoción que nosotros le proyectemos.

Al vivir en un universo en donde se refleja en nuestra vida la forma en la que nos sentimos acerca de nosotros, se vuelve de suma importancia reconocer los mensajes que el campo quántico nos está enviando a cada momento.

El primer espejo: Reflexiones del momento

Si estos espejos reflejan nuestras creencias, entonces significa que estas creencias están ocurriendo en el momento presente.

Cualquier reflexión nos presenta una oportunidad para cambiar en el momento presente. Una vez que reconocemos una creencia, cualquier pensamiento o patrón negativo puede ser corregido en ese instante.

El Segundo espejo: Reflexiones de lo que juzgamos en el momento

Examina las relaciones que tienes con las personas más cercanas a ti y preguntante que características tienen que realmente te irritan y te hacen enojar. Una vez que hagas esto, pregúntate, “¿me están ensenando quien estoy siendo en este momento?”

Puede ser que lo estén haciendo. Si así es, tu instinto te lo dirá y lo sentirás. Si la respuesta es “no”, entonces quizás te están ensenado un reflejo de las cosas que tiendes a juzgar en tu vida.

Reconocer este espejo y sus reflexiones es donde puedes comenzar a corregir tus juicios.

El tercer espejo: Reflexión de lo que hemos perdido

Para sobrevivir en nuestra vida, debemos comprometer parte de quienes somos. Cada vez que lo hacemos, perdemos parte de nuestro ser. Esto lo hacemos por la creencia de que estamos sobreviviendo en este mundo.

Cada vez que perdemos algo de nuestro ser, queda un vacío en nuestro interior y es ahí cuando nos la pasamos buscando cosas externas que puedan llenar ese vacío.

Con todas las personas que lleguen a tu vida, pregúntate, “¿que estoy viendo en esta persona que yo haya perdido?”

Por lo general, tu mente te dará una respuesta y es en esos momentos cuando puedes darte cuenta de que es lo que has perdido de tu ser y es aquí cuando puedes despertar espiritualmente y darte cuenta que tu propio amor es lo único que puede llenar esos vacíos de tu interior.

El universo es un gran espejo y nos refleja cada aspecto de nuestra personalidad, pensamientos, creencias, actitudes y emociones, pero estos tres espejos son los que más oportunidad nos ofrecen para sanar nuestra vida.

A través de este proceso, descubrimos que nosotros creamos nuestra propia realidad y cada espejo es un escalón que nos lleva a convertirnos en el Dios de nuestro propio ser.

Libro recomendado: The Divine Matrix

 

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0