Viviendo Con Las Emociones Elevadas Del Corazón

Viviendo Con Las Emociones Elevadas Del Corazón

Cuando decidimos abrir nuestro corazón y practicar sentir una emoción antes de que la experiencia pase y al mismo tiempo tener una intención claro de algo que queremos que ocurra en nuestra vida, entonces nuestro cuerpo responde como si ya está viviendo esa experiencia en el presente.

Las Enfermedades Comienzan En La Mente
Los Desastres Despiertan Tu Conciencia
¿Quieres Solucionar Tus Problemas?

Cada pensamiento que tenemos produce un químico que corresponde a ese pensamiento, lo cual crea una emoción.

Cuando sentimos las emociones de gratitud, abundancia, libertad o amor incondicional, todas esas emociones invitan a más pensamientos de la misma naturaleza. Son estas emociones que se basan en el centro del corazón, las cuales pueden abrir la puerta a nuestra mente subconsciente para que nuestro sistema nervioso sea igual a los pensamientos que corresponden al futuro que deseamos vivir.

Si vivimos constantemente con la emoción de miedo o escasez, pero queremos pensar en abundancia, no vamos a lograr nada ya que el cambio solo puede ocurrir cuando nuestros pensamientos y nuestras emociones están alineadas. Podemos pensar lo más positivo que queramos, pero si no hay una emoción que corresponda a ese pensamiento, el mensaje no va a ser entendido por el resto del cuerpo.

Así que puedes afirmar todas las veces que quieras algo como “yo soy abundante”, pero si es escasez o limitación lo que estas sintiendo, entonces ese pensamiento de “yo soy abundante” no va a lograr llegar a la parte del cerebro que debe llegar, lo cual significa que el cuerpo no está recibiendo la señal de un nuevo destino.

La emoción es lo que produce la carga emocional o la energía que estimula nuestro sistema nervioso y lo dirige a nuevo destino. Sin la emoción, no hay conexión entre cerebro y cuerpo y es imposible adoptar un nuevo estado de ser si no hay alineación entre estos dos.

Es solo cuando cambiamos nuestra energía cuando podemos producir efectos consistentes en nuestra vida. Cuando logramos mantener emociones elevadas en nuestro cuerpo, nuestra inteligencia interior comienza a hacer cambios genéticos en nuestro cuerpo, ya que el cuerpo cree que la emoción que está sintiendo viene de una experiencia externa. Cuando decidimos abrir nuestro corazón y practicar sentir una emoción antes de que la experiencia pase y al mismo tiempo tener una intención claro de algo que queremos que ocurra en nuestra vida, entonces nuestro cuerpo responde como si ya está viviendo esa experiencia en el presente.

Si la coherencia entre el corazón y el cerebro puede originarse en el corazón y esta sincronización causa un estado óptimo de salud, entonces debemos tomar tiempo todos los días para enfocarnos en abrir nuestro corazón y sentir una emoción elevada. Al intencionalmente elegir sentir una emoción elevada en vez de esperar a que algo externo pase para sentir esa emoción, nos volvemos muy poderosos porque comenzamos a vivir con nuestro corazón.

Al practicar constantemente sentir estas emociones elevadas, en poco tiempo, estas emociones elevadas crean un nuevo estado de ser y este estado comienza a influenciar tus pensamientos para que tus pensamientos estén alineados con estas emociones elevadas y estos nuevos pensamientos crean un nuevo estado mental.

Este proceso de sentir emociones elevadas, pensar pensamientos correspondientes a esas emociones lo cual causa aún más emociones elevadas en tu cuerpo es lo que crea una nueva conciencia, es lo que reprograma tu cerebro y reconfigura tu biología para que sea igual a tu nuevo estado de ser y de esta forma, ahora estas comenzando a emitir una nueva señal electromagnética que comenzara a crear una nueva realidad en tu vida.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 1