No Estás Separado De Tu Fuente De Creación

El pensamiento es el catalizador que nos impulsa hacia un cierto potencial o destino y es el pensamiento el poder creativo en nuestra vida.

Cuando pensamos en la palabra poder, por lo general pensamos en algo externo a nosotros, sin embargo, este poder creativo está dentro de nosotros y es el poder que manifiesta en nuestro mundo externo.

Como seres humanos viviendo en este plano tridimensional, estamos aprendiendo a manejar esta energía creativa y ya que es un proceso de aprendizaje, a veces, vamos a usar este poder de forma destructiva pero cuando esto pasa, terminamos siempre en situaciones que nos hacen pensar en la razón de nuestra existencia o si solo somos este cuerpo físico o que pasa después de la muerte. Nuestro crecimiento y evolución depende mucho de nuestra búsqueda a encontrar respuestas a estas preguntas.

Cuando elegimos el camino de la creación consciente, nos movemos más cerca a ese poder dentro de nosotros, el cual es lo mismo que conciencia o Dios. Las preguntas que nos hacemos nos fuerzan a examinar nuestro rol en esta realidad para entender porque hemos manifestado la realidad que estamos viviendo.

Este poder creativo es la fuente de donde venimos y de donde todo en el universo es creado. Cuando vives esta realidad dormido, pensando que eres tu cuerpo físico viviendo en un universo mecánico, es normal que pienses que estás solo en este camino, pero eso es solo una ilusión.

Por más que intentemos, jamás podremos separarnos de este poder creativo. Aunque a través de la meditación o de la oración podemos hacer comunión con este poder, es imposible perder contacto con el ya que este poder es lo que somos. Es imposible perder contacto con la energía que te creó.

Somos una porción de esa energía, fluyendo desde y a través de ella, creando y manifestando una realidad física.

Todo lo que vivimos y aprendemos en esta vida va añadiendo más dimensión y profundidad a nuestra conciencia, porque recuerda, la conciencia tiene el propósito de expansión y eso lo logra al vivir experiencias, al aprender, al cometer errores, al manifestar deseos en una o miles de vidas.

Nuestro ser interior, esa porción de nuestro ser elevado, se vuelve la conexión directa con el universo y nos aconseja y nos guía a través de diferentes vehículos (cuerpos), intuición, impulsos y deseos Este ser interior alimenta a nuestra estructura física con información a nivel celular y mental.

Nuestro ser interior esta tan integrado con nuestro ser que extiende parte de si mismo hacia esta realidad física en la forma de nuestra mente consciente.

1 comentario

Fernando Castillo Bellido

muy bueno muchas gracias

Deja tu comentario

Este comentario debe ser aprobado antes de poder ser publicado.